De las siete salas del Complejo Teatral de Buenos Aires, sólo dos estarán abiertas durante todo este año

En un día de anuncios de cooperación cultural entre la Nación, la ciudad y la provincia de Buenos Aires, se confirmó que el Alvear permanecerá cerrado hasta fin de 2016 por obras, lo que también ocurrirá con el San Martín durante al menos seis meses; sólo el Regio y el Sarmiento seguirán con sus planes intactos
Alejandro Cruz
(0)
28 de enero de 2016  

Telerman, Lopérfido y Bauer, en la Fundación Proa
Telerman, Lopérfido y Bauer, en la Fundación Proa Crédito: Fernando Massobrio

Ayer fue un día de anuncios. Por la mañana, en la Usina del Arte, el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, anunciaron un convenio de cooperación entre ambas administraciones. Hora y media después, a pocas cuadras, a la puerta de la Fundación Proa llegaba Darío Lopérfido, el ministro de Cultura que horas antes había estado en la Usina. Era su segundo anuncio. Esta vez, para el lanzamiento de la segunda edición de Teatro Caminito, que comenzará mañana.

En medio del calor, los camalotes en el Riachuelo y un clima relajado, el almuerzo en Proa presidido por Adriana Rosenberg, la dueña de casa, y Martín Bauer, la otra parte encargada de este ciclo por parte del GCBA. Este año el ciclo se abrirá con una versión de Jettatore, en manos de Mariana Chaud, y se cerrará con Un poyo rojo, la experiencia de teatro física que hacen Luciano Rosso y Alfonso Barón. Entre periodistas, colaboradores, funcionarios y otros artistas también está Jorge Telerman, el director del Complejo Teatral de Buenos Aires. Mientras afuera unos operarios trabajan en el escenario al aire libre, Telerman habla con Bauer, que también es el director del Teatro Argentino de La Plata.

Entre comentarios informales y algunos pocos formales con grabador encendido, el almuerzo deja servida su propia mesa de novedades. Por ejemplo, que el Teatro Alvear seguramente estará cerrado hasta fin de año por obras de infraestructura. La misma razón, de necesidad y urgencia, que hará que por unos 6 meses también cierre el Teatro San Martín. Ergo, de las 7 salas del Complejo sólo estarán abiertas el Sarmiento y el Regio. Ya están trabajando en la reprogramación de las actividades que estaban previstas.

Así es como la obra Numancia, que se iba a estrenar en mayo en el Alvear, pasará al Teatro 25 de Mayo; El Farmer irá al Cultural San Martín, y, probablemente, el Ballet Contemporáneo termine mudándose al Auditorio de Belgrano, mientras se decide quién continuará a cargo de dicho elenco estable una vez que Mauricio Wainrot pase a Asuntos Culturales de la Cancillería, movimiento al que sólo le falta la foto de rigor para tomar las formas de lo oficial. El Teatro de la Ribera, tan vecino a Proa, seguirá cerrado, como ya lo estuvo a lo largo del año pasado. Ahí queda definir una obra arquitectónica, un tanto resistida, que modificaría el hall de un edificio histórico. "En el caso del Teatro San Martín, con el obrador en su hall, no queda otra alternativa que cerrarlo", señala Lopérfido.

A varios kilómetros de La Boca, en el Argentino de La Plata, la programación comenzará en marzo. Como se había anunciado horas antes, tanto el Ballet de dicha sala como su Orquesta tocarán en el Teatro Colón y, como contrapartida, el Colón programará una ópera en la sala de la ciudad de las diagonales y tres funciones de la Filarmónica de Israel bajo la batuta de Zubin Mehta.

En la ciudad de las diagonales

Al parecer, la dirección del Ballet del Argentino estará en manos de la bailarina Maricel Di Mitri junto a Carlos Trunsky y Alejandro Parente. En estos días, en el Argentino, se supo que la directora del Tacec, la sala de experimentación, será dirigida por Cynthia Edul, que viene de programar junto con Alejandro Tantanian el festival Panorama Sur. Según parece, el Tacec volverá a funcionar en el mismo sótano que, cuando asumió Valeria Ambrosio como directora de la sala, fue cerrado por considerarse que no estaban dadas las condiciones de seguridad para su habilitación. Eso fue no hace mucho. En verdad, cuando Telerman era el número uno de Cultura de la provincia. Telerman sí avanzó con la idea de tener curadores para los distintos teatros del Complejo. Ya están confirmados Eva Halac, Diana Theocharidis y la vuelta de Vivi Tellas a la curación del Sarmiento (para esa sala ella había creado años atrás el ciclo Biodrama).

En el plan de intercambios entre el CTBA y la provincia, ese otro encuentro con la prensa que tuvo lugar a pocas cuadras de la Fundación Proa, también se anunció que varias producciones de la sala porteña se presentarán en las salas oficiales de La Plata o el Auditorium de Mar del Plata (como ya está ocurriendo en estos momentos con El principio de Arquímedes).

Mientras esto sucede, Lopérfido va definiendo su propio equipo. Por lo pronto, en algunos festivales habrá señales de continuidad en lo inmediato porque algunos de sus directores artísticos ya tienen una gestión avanzada. En este tren de cosas, seguramente, Gabriela Ricardes, quien ahora está en el Ministerio de Medios de la Nación, continuará por este año con la dirección del Festival Internacional de Circo de Buenos Aires, que debería tener lugar en mayo. Gustavo Mozzi seguirá con el de Tango y Marcelo Panozzo se mantendrá en la dirección del Bafici de este año.

Seguramente Panozzo pasará a formar parte del equipo de dirección artística de la Usina del Arte, que durante la gestión de Hernán Lombardi como ministro de Cultura estaba en manos de Mozzi. No estará solo, se complementará con curadores pertenecientes a otras disciplinas artísticas con el mismo criterio de gestión que intentarán aplicar en el Cultural San Martín y en el Centro Cultural Recoleta. En Prodanza seguirá un tiempo más Valeria Kovadloff hasta que Lopérfido decida el nuevo equipo para el organismo destinado al fomento de la danza contemporánea independiente.

En la ciudad de los camalotes

Muy por fuera de estos temas, en la vereda de la Fundación Proa con vista a un río cubierto por camalotes, los técnicos acomodan algunas de las 400 sillas blancas que desde este viernes coparán la explanada de este lugar icónico de La Boca. Eso será para el estreno de la versión escénica de Jettatore, el clásico de Gregorio de Laferrère, que prepara Mariana Chaud y en la que actúan Carlos Dreizik, Raquel Sokolowicz, Andrés Caminos, Nicolás Levín y elenco. Irá los viernes, sábados y domingos, a las 19. Entrada gratis, para más datos. Y otro dato importante: esta vez el tránsito estará cerrado para evitar ruidos molestos.

La programación del ciclo cerrará con Un poyo rojo, un trabajo de teatro físico estrenado hace siete años que desde el absoluto off se hizo un lugar propio en los grandes festivales internacionales y salas europeas. En esta oportunidad la coreografía de Nicolás Poggi, cuyos videos hacen furor en la Red, podrá ser vista en La Boca antes de volver a realizar su gira europea.

Muy lejos de esos paisajes, el mapa de la política pública cultural va definiendo sus pasos entre anuncios, grabadores prendidos e inevitables rumores.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.