Desde Brasil, el trío Serelepe se presenta en la Usina del Arte

Fuente: LA NACION
Juan Garff
(0)
14 de diciembre de 2018  

"Los juegos tradicionales son una fuente inagotable de posibilidades escénico-musicales". La frase del músico brasileño Eugênio Tadeu resume el espíritu con que se desarrollan los recitales de Serelepe, el trío de Belo Horizonte que se presenta este fin de semana para el cierre del ciclo La Mar en Coche, en la Usina del Arte.

Formado además por Reginaldo Santos y Gabriel Murilo, Serelepe tuvo su origen a partir de un programa radial iniciado en 2005 y forma parte de un proyecto de investigación sobre juegos sonoros de la Universidad Federal de Minas Gerais. Tadeu formaba a la vez parte del dúo Rodapiao, un grupo de excelencia conocido también en la Argentina, hasta la repentina muerte de su partenaire Miguel Queiroz, en mayo de este año.

Brinquedorias, el espectáculo con que llega el trío al escenario en La Boca, está basado en veinte juegos musicales tradicionales brasileños y de otros países sudamericanos. El nombre es un neologismo inventado por Tadeu, una forma de jugar con las brincadeiras (juegos), tal vez traducible como juegotorías. "Elegimos estas canciones con juego porque son interesantes, divertidas, tienen melodías que nos agradan y nos permiten jugar en escena", dice Tadeu, presentando en forma simple lo que conlleva en verdad una elaboración conceptual y musical profunda. Los temas son variados: regalos de un tío, pedidos de una pobre peregrina, una gusanita traviesa... Desde el Merequeté argentino pasando por el Ougli Ougli brasileño, hasta El florón colombiano.

"Las canciones obedecen a la lógica de lo lúdico, cuando jugamos con ellas adquiere primacía nuestra capacidad inventiva y de ver a través de la realidad", explica el músico. Fragmentos de este recital lúdico fueron presentados a modo de estreno en el Encuentro Latinoamericano de la Canción Infantil celebrado en la misma Usina del Arte hace un año.

Una variedad de instrumentos de cuerda y de percusión, tradicionales y no convencionales, acompañan las voces de los músicos. La reinvención de los movimientos característicos de cada juego musical de la infancia dibuja cuidadas coreografías sonoras, coloreadas por el atractivo vestuario de los intérpretes. En ello se asemeja Serelepe a la experiencia de Rodapiao, aunque con un repertorio distinto. Este dúo se había originado a partir de la experimentación con los sonidos de objetos cotidianos, inspirado en los cotidiáfonos de Judith Akoshky -la autora de la serie Ruidos y ruiditos- y la inventiva de luthier del compositor Marco Antônio Guimarães, originario también de Belo Horizonte. Del dúo Rodapiao pasó esta línea de trabajo al trío Serelepe. Sus identidades son distintas, pero en ambos casos se trata de una investigación vocal que intenta crear una atmósfera sonora que haga destacar a la melodía, al decir de Tadeu.

"Cada uno de nosotros contribuyó con sus experiencias individuales a generar la identidad sonora y visual de Serelepe, sobre la base común de los juegos tradicionales, de la memoria de la infancia y su elaboración desde la profesión musical", explica el músico.

Hay un ida y vuelta, de la recopilación de los ritmos populares a la escena y su devolución al patio de las rondas infantiles: "Queremos valorizar esa expresión cultural que está ahí, en todas partes, disponible para todos, y que merece ser visibilizada para que no caiga en el olvido. Presentar y compartir esos juegos desde el escenario es una alegría".

Brinquedorias

Por Serelepe (Brasil)

Domingo, a las 15.

Usina del Arte, Caffarena 1, La Boca.

Entrada libre

Por: Juan Garff
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.