El mundo es más fuerte que yo

Federico Irazábal
(0)
10 de noviembre de 2018  

A las 18.30 es la cita en el barrio de Chacarita. Allí, en Roseti 722, un bello espacio teatral que oficia de escena y de laboratorio (juntos, mezclados, confundidos), el público es invitado a vivir una de las escenas ¿teatrales? más extrañas e inclasificables que se han producido en los últimos tiempos: un duelo por medio del cual se discute acerca de la ficción, de la imposibilidad de llevar la realidad a la escena, sobre la necesidad de la actriz (una brillante Victoria Roland) de actuar de forma permanente como única vía posible para ser. Desopilante, perturbadora, creativa, única. Imperdible.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.