Teatro. El Siglo de Oro, en jóvenes voces