El teatro porteño vivió una noche triunfalen los Premios ACE

Juan Leyrado se llevó el Oro por su trabajo en Un enemigo del pueblo, y Sunset Boulevard arrasó con nueve estatuillas, que incluyeron a Valeria Lynch, Chiesa y Tolcachir
Cecilia Martínez
(0)
31 de octubre de 2018  

Tal como ocurrió hace un mes con los Premios Hugo, el musical Sunset Boulevard, dirigido por Claudio Tolcachir, volvió a arrasar, en la 27» entrega de Premios ACE a la temporada 2017-2018. Obtuvo nueve estatuillas de la docena de reconocimientos en que estaba nominado. Televisada por la TV Pública, la Asociación de Cronistas del Espectáculo celebró la entrega de galardones en El Nacional con una ceremonia siempre conducida con simpatía y erudición por Gabriela Radice, en la que no faltaron los discursos reivindicativos de mayor apoyo a la actividad teatral y alusiones a la lucha feminista. Como siempre hubo mucha camaradería, selfies, alguna que otra cara larga y algún integrante del jurado que abrazaba a los famosos.

El ganador del ACE de Oro fue Juan Leyrado, doblemente premiado por su papel protagónico en Un enemigo del pueblo, obra clásica de Henrik Ibsen adaptada por Lisandro Fiks, fue una de las voces más críticas respecto de la falta de mayor ayuda a la cultura. "Estoy muy contento de ser actor y muy esperanzado por los que desde la cultura vamos a seguir construyendo lo que el país necesita: cultura. Ojalá que esta vuelva a tener el lugar que tiene que tener: un ministerio. Por más que votemos a quien votemos, sin cultura esto no va a funcionar. Tenemos un problema inmenso y es cultural. Ojalá sigamos construyendo nuestro pensamiento propio y que eso nos sirva para iluminar un poco esta oscuridad y dejar de ser pensados", recalcó Leyrado. Compartía su categoría con Arturo Puig, Jorge Marrale, Nelson Rueda, Fernán Mirás y Germán Palacios.

Un enemigo del pueblo, producción del Complejo Teatral de Buenos Aires, también triunfó en la categoría de mejor drama/comedia dramática, con lo que obtuvo tres premios, cifra alejada de los nueve que cosechó la gran ganadora de la noche: Sunset Boulevard: mejor musical, actuaciones femenina y masculina para Valeria Lynch y Mariano Chiesa, dirección (Tolcachir), coreografía (Elizabeth de Chapeaurouge), dirección musical (Gerardo Gardelín), escenografía (Jorge Ferrari), iluminación (Mariano Demaría) y vestuario (Renata Schussheim). Al recibir su estatuilla, Valeria Lynch -que fue halagada por varios de sus compañeros- dijo: "Protagonizar este musical fue un sueño cumplido, ojalá en una Argentina mejor podamos volver a hacerlo, porque vale la pena". El director de Sunset Boulevard está en España trabajando, pero fue su padre quien recibió el premio a la mejor dirección del rubro de musicales en su nombre.

La comedia ¿Qué hacemos con Walter?, dirigida por Juan José Campanella, fue otra de las galardonadas de la noche. Obtuvo los reconocimientos a mejor comedia (premio compartido con El test, de Jordi Vallejo), dirección y actor de reparto (Fabio Aste). "Respeto mucho a los directores de teatro y entendí que es un mundo distinto y que cuando se sube el telón, los actores hacen lo que quieren. Estoy aprendiendo esta dinámica, no me voy más; aviso", dijo Campanella con humor. Por sus actuaciones protagónicas, también fueron premiados Jorge Suárez ( El test), Carola Reyna ( Sin filtro) y Graciela Dufau ( Ver y no ver), que no pudo acudir a causa de una neumonía y recibió el premio su marido, Hugo Urquijo. Él también fue galardonado por su brillante dirección en drama de Ver y no ver, de Brian Friel. En su agradecimiento, Urquijo citó varias frases del poeta y escritor Eduardo Galeano como antídoto para la reflexión "ante los tiempos oscuros que se vienen" y fue ovacionado.

Uno de los más aplaudidos fue el músico Diego Mizrahi, quien ganó por su partitura de Berlín en Buenos Aires. Luego de dedicárselo a su esposa, Jessica Schultz, le pidió a toda la platea que posen para una selfie desde el escenario. Millones de segundos, la obra basada en hechos reales que retrata a un joven transexual con Asperger, destacó en mejor dirección de teatro alternativo (Diego Casado Rubio), mejor espectáculo y mejor actriz en esta modalidad (Raquel Ameri). Los discursos con menciones al lenguaje inclusivo fueron varios a lo largo de la ceremonia, en la que varias actrices, como Luisa Kuliok o Alejandra Flechner, lucieron sus pañuelos verdes. Lorena Vega, Fabio Aste y Raquel Ameri fueron algunos de los que mencionaron palabras como "todes", "hijes" y "compañeres". El humorista Roberto Modalvsky también habló de feminismo al agradecer su premio, el cual, entre una larga lista que leyó con gracia, dedicó a su hija. "Ella me saca el machirulo de encima", dijo al recibir su estatuilla por la mejor actuación en humor. Otra obra del off doblemente premiada fue Monte Chingolo, que se llevó dos estatuillas como mejor dirección (Alejandro Viola) y mejor autor argentino (Viola y Leonel Giacometto).

Los actores revelación resultaron Lucas Crespi ( Ejercicios fantásticos del yo) y Laurita Fernández, por su protagónico en Sugar. La jurado de ShowMatch acudió temprano, pero tuvo que ausentarse luego para cumplir con sus obligaciones televisivas. El productor de Sugar, Gustavo Yankelevich, recogió la estatuilla en su nombre y lamentó que la bailarina y actriz "no pudiese estar, ya que la producción del programa de Tinelli no la autorizó para estar. Es una lástima que no haya podido compartir esta noche con nosotros", señaló. También fue muy aplaudida la alocución de Nora Lafón, presidenta de ACE y motor de esta ceremonia.

"Que el Teatro Regina vuelva a tener el brillo que tanto tuvo", manifestó Fabián Vena, destacado por su actuación en C onferencia sobre la lluvia. A su vez, hubo distinciones para agrupaciones como Libertablas (galardonada por Las mil y una noches y con una mención especial a Luis Rivera López), La Galera Encantada de Héctor Presa y Lali Lastra, Carlos y Tomás Rottemberg -por la inauguración de las tres salas del Tabarís-, y la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales. Sigue sorprendiendo cómo muchos famosos dejan sus butacas vacías cuando pasan sus categorías.

A la salida, todos los restaurantes de la zona estaban repletos de artistas hambrientos, luego de las casi tres horas de una ceremonia que es la fiesta de la familia teatral porteña.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.