Emiliano Dionisi, atado a las palabras

El actor habla de los desafíos que le propuso su nueva obra, Iván y los perros
Carlos Pacheco
(0)
1 de marzo de 2014  

Parece un ser muy tranquilo, pero a medida que va exponiendo sus ideas va dejando entrever una personalidad muy inquieta. Como creador va afianzándose, andando entre experiencias siempre muy movilizadoras. Emiliano Dionisi es un intérprete muy versátil y que se desarrolla en diferentes disciplinas: el teatro, la danza, la acrobacia, la escritura y la dirección. "Es que si no me divierto -explica no encuentro motivaciones para seguir trabajando. Hacer teatro implica estar las veinticuatro horas del día conectado con él. Salís de un ensayo y seguís pensando, estudiando. Si no logro que lo que hago esté impregnado de novedad, me aburriría un poco y a eso le escapo todo el tiempo."

Si hace un par de años se mostró en un creativo unipersonal muy apoyado en la línea del teatro físico, Perderte otra vez , ahora asume el compromiso de entregarse a un difícil texto, que contiene una historia sumamente conmovedora. Se trata de Iván y los perros , de la autora inglesa Hattie Naylor. El trabajo que acaba de estrenar en El Extranjerocuenta con dirección de Mariano Stolkiner y Gustavo García Mendy.

La anécdota de Iván y los perros parte de una historia real, ocurrida en Rusia en 1998. Emiliano Dionisi la narra de la siguiente manera: "Eran tiempos en que abandonaban a los chicos en la calle a causa de una extrema hambruna que padecía la sociedad. Las calles estaban llenas de chicos y perros. La gente se deshacía de todo aquello que no podía alimentar. Iván es un niño de cuatro años que sobrevive porque lo adopta una jauría de perros. Cuando Mariano Stolkiner me contó la historia, se me llenaron los ojos de lágrimas y decidí que quería participar de este proyecto".

Introducirse en este mundo concebido por Naylor no fue sencillo. El texto parece ser una escritura sencilla, pero en verdad propone un gran desafío a la hora de la interpretación. "La obra se desarrolla a través de pequeñas oraciones -cuenta el actor. En un comienzo no entendía cómo abordarlo, pero me di cuenta de que el relato funciona por la acumulación de los hechos que narra. El chico pide un oído que lo escuche y cuenta de una manera simple una historia muy hostil que avanza en una línea ascendente, frase por frase, hasta transformarse en una topadora."

Para un actor acostumbrado a trabajar mucho lo corporal, esta experiencia ha sido muy novedosa. Dionisi cuenta que Iván y los perros se desarrolla casi en una baldosa y eso lo ha obligado como artista a recalar en un lugar desconocido. "Tuve que luchar mucho con ciertas estructuras y con esa manía que tenemos los actores de querer ponerle al texto nuestra impronta, llenarlo de significados y de emoción. Stolkiner y Mendy me hicieron ver que tenía que dejarme atravesar por ese relato y la experiencia ha sido maravillosa."

Impregnado totalmente por el teatro, este artista deja de lado por un momento este proyecto y narra con elocuencia otras actividades a través de las cuales busca proyectarse. "Me gusta mucho escribir -comenta-, por eso trabajo haciendo adaptaciones de clásicos. Siento que es como un parque de diversiones donde uno puede reescribir y decir otro tipo de cosas, jugar más con los personajes."

En ese campo ha estrenado Papanatas , reversionando a Molière y Romeo y Julieta de bolsillo, a partir de la historia shakespereana. En el mes de agosto, dirigirá a la comedia de la provincia de Buenos Aires con un texto propio: La comedia de los herrores (sic), a partir de la Comedia de las equivocaciones, también de Shakespeare.

El actor de espectáculos como El señor Martín, Los invertidos, La familia Fernández, Una bestia en la L una o Macbeth, por sólo citar algunos de sus últimos trabajos, encuentra en la dirección un espacio de desarrollo también importante. "Si pongo en la balanza mis inquietudes e intereses, diría que la dirección ocupa un lugar muy fuerte. A la noche, si sueño, sueño con dirigir, con generar proyectos. Al ser la cabeza de un equipo, puedo proponer mundos y eso me divierte."

Y en ese tránsito está. Saltando de proyecto en proyecto y reflexionando siempre con severidad sobre esta carrera en la que se destaca cada vez más.

  • Iván y los perros

    Dirección: Mariano Stolkiner y Gustavo García Mendy

    En El extranjero, Valentín Gómez 3380

    Sábados, a las 21
  • MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.