Opinión. En el comienzo fue la familia