Fátima Florez: una mujer que es muchas mujeres

Fatima Florez imita a Soledad
Fatima Florez imita a Soledad
Gustavo Llados
(0)
6 de febrero de 2020  • 17:47

FÁTIMA ES MÁGICA

Libro, dirección y producción: Norberto Marcos. Elenco: Fátima Florez, Emanuel, Ariel Tarico, Fernando Samartin. Músicos: Fernándo Vázquez, Ezequiel Giraldez, Guillermo Erede y Francisco Maggio. Escenografía virtual y puesta en escena: Mauro Parissenti. Máscaras: Andrés y Federico Parrilla. Coreografías: Paola García y Fátima Florez. Vestuario: Marcelo Péndola. Teatro Roxy. Duración: 140 minutos. NUESTRA OPINIÓN: Muy buena.

MAR DEL PLATA.- Más que mágica Fátima es única. No hay otra mujer en este momento que pueda imitar, bailar y cantar como ella sobre un escenario. Su don para la imitación es realmente notable, pero su destreza para la danza no debería ser pasada por alto a esta altura por los productores de comedias musicales. Ya es hora de que esta artista con triple talento sea juzgada por su capacidad en su total magnitud. ¿Su pecado es ser hoy una figura popular y convocar demasiados espectadores?

Es verdad que al principio su genial imitación (o caricatura, ¿cuál es el problema?) de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner tiñó todo el resto de su trabajo: primero en el programa de Jorge Lanata y luego a través de sus distintos shows. Pero hoy, cuando la figura de la actual vicepresidenta ya no despierta tanto rum rum mediático, deja espacio para que aflore la galería completa de personajes, y todos tengan un lucimiento más democrático. Así, en Fátima es mágica, la interpretación de Susana Giménez se da la mano con la María Eugenia Vidal, la de Mirtha Legrand con la de Elisa Carrió y así sucede en todos los casos (Moria Casán, Soledad, Patricia Sosa, Raffaella Carrá, Shakira, Thalía, Jennifer Lopez , Tina Turner y Michael Jackson). No obstante, hay un personaje de sus comienzos que sigue poniendo el listón demasiado alto a la hora de las comparaciones: su imitación de Marixa Balli es absolutamente perfecta e insuperable, como si saliera a escena poseída por la personalidad de la bailarina y cantante de la movida tropical.

Entre los distintos segmentos con bailes e imitaciones, Fátima deja espacio para el lucimiento de tres grandes artistas: Emanuel, Fernando Samartin y Ariel Tarico. El primero, de fama internacional, realiza actos de magia realmente asombrosos (con el plus una actuación graciosa), que dejan boaquiabiertos aún a los más incrédulos. El segundo, de reconocida capacidad para imitar en gestos y canto a Sandro, ahora se anima a Elton John, Paul MacCartney y, en un emotivo y logradísimo tributo (tanto en fisonomía como en voz), a María Martha Serra Lima. Al tercero le toca interactuar con Fátima de igual a igual, y se luce tanto o más que ella, primero en la piel de Carlos Tévez, luego como Luis Ventura y por último, como Alberto Fernández y Mauricio Macri. El inesperado final de Cristina y Macri cerrando la grieta impone, tras más de dos horas de risas, un momento de seriedad y reflexión que la gente agradece con aplausos. Ya lo dijo Chaplin: a veces el humor es cosa seria.

Fatima como Cristina y Tarico como Macri
Fatima como Cristina y Tarico como Macri

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.