No siempre alcanza un autor clásico