Post-solar

(0)
31 de diciembre de 2009  

Un título de Crónica TV posible sería: "Aterrizaron los bizarros en Mar del Plata". Lo más maravilloso de estas tierras es que hay público para todos. Y todos (amontonaditos, pidiéndose permiso o pisándose las ojotas) pueblan el downtown en un acto de convivencia que la Inadi premiaría. Anteanoche, salió la gente enfervorizada del Neptuno porque acababa de ver a Gasalla y, como yapa, estuvieron en la platea Nico Vázquez y Carlos Calvo, quienes elevaron más el grado de euforia colectiva. Un poco más allá estaban los que venían de ver Fantástica, que no paraban de hablar de Carmen Barbieri y de lo linda que está, de Matías Alé y de lo simpático que es. Pero ahora acá, en la puerta del Teatro de la Campana, hay una larga cola de gente que espera entrar para ver Trastornados , el show de la Tota Santillán, Jacobo Winograd, Las Mellizas Griegas y otras gentes más que, con fondo colorinche, aparecen en la marquesina. A pocas cuadras, en el Olympia, también comienza otro espectáculo trasnochador con Martín Floppy, varias chicas y algunos chicos, y -aparentemente- el mismo diseñador gráfico, porque el cartel de uno y del otro apelan a la misma paleta cromática. Pero a trasnochadora no hay quien le gane a Zulma Lobato. A eso de las dos de la mañana todavía entra gente a La Campana para ver a este personaje que Crónica TV llevó a la fama (se dice que recibirá el año en la mansión de Ricardo Fort). El nombre de su show, de alguna manera hay que llamar a lo desconocido, es Con esta? Los mato!! (así aparece escrito, señor corrector, y no venga ahora con el manual de estilo).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.