FIBA: las propuestas extranjeras de la segunda semana. Reírse con Shakespeare