Teatro en el mundo

Susana Freire
(0)
23 de diciembre de 2001  

  • No todo es James Bond. Una adaptación musical para el teatro del libro infantil "Chitty Chitty Bang Bang", del creador de James Bond, Ian Fleming, se estrenará el próximo año en una sala de Londres. El espectáculo, basado en el cuento de Fleming sobre un excéntrico viudo que inventa un automóvil volador, debutará en abril en el teatro Palladium, más de 30 años después de que la película de Hollywood del mismo título popularizara la palabra "fantasmagórica".
  • El musical será protagonizado por el veterano actor y cantante Michael Ball, en el papel de Caractacus Potts, y la nueva actriz Emma Williams, de 18 años, en el papel de su enamorada, Truly Scrumptious.

    Las canciones del musical fueron compuestas por Robert y Richard Sherman, quienes se hicieron famosos con los temas que han hecho para Disney, entre ellos "It´s a Small World After All" y "Chim Chim Cher-ee".

    La productora Dana Broccoli, esposa del desaparecido productor de las películas de Bond, Albert Broccoli, dijo que "necesitamos algo alegre y bonito cuando hay tantas cosas amargas en el mundo actualmente". La película de 1968, protagonizada por Dick van Dyke, llegó a ser un éxito mundial, y la canción central fue postulada al Oscar.

    * * *

  • Homenajes a Víctor Hugo. 2002 será conmemorativo del bicentenario del nacimiento de Víctor Hugo, nacido en Besancon el 26 de febrero de 1802.
  • Por este motivo, y anticipándose al acontecimiento, la Comédie Franaise puso en escena "Ruy Blas", del autor francés. El estreno oficial de la pieza -cuya acción transcurre en la España del siglo XVII y cuyos protagonistas trascienden las figuras históricas que los inspiraron- marcó el inicio de un sinfín de manifestaciones culturales con las que hasta fines de 2002 Francia rendirá homenaje a uno de sus autores más universales. Para empezar, "Ruy Blas" ha vuelto a la Comédie dos siglos después de haber sido consagrada allí por su público, en 1879, extasiado ante una Doña María de Neubourg (esposa de Carlos II) interpretada por la no menos mítica Sarah Bernhardt.

    Pero la pieza ya había conquistado el clamor popular -aunque no el de la crítica- desde sus primeras representaciones en el teatro Ventadour, en noviembre de 1838, donde Víctor Hugo la estrenó por tener varios pleitos con la máxima institución teatral que ahora la representa.

    * * *

  • Ottavia Piccolo y los desaparecidos. "Buenos Aires non finisce mai", unipersonal a cargo de la actriz italiana Ottavia Piccolo, presenta en la actual temporada teatral romana la tragedia de los desaparecidos en la Argentina durante la última dictadura militar (1976-1983).
  • La obra, inspirada en "Le irregolari (Buenos Aires horror tour)", novela-testimonio del italiano Massimo Carlotto -pariente de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto-, narra la tragedia de la esposa de un joven obrero italiano radicado en la Argentina y desaparecido en 1978, al cual, pasados 23 años y ya sin esperanzas, sigue buscando.

    Como telón de fondo de la tragedia, el leit-motiv del Mundial de Fútbol jugado en 1978 en ese país sudamericano permite al texto recrear el horror de la época y la tensión cotidiana entre el espanto de las detenciones ilegales y la euforia deportiva.

    La versión teatral, a cargo de Vito Biolchini, con dirección escénica de Silvano Piccardi y música original de Maurizio Camardi, permite a Piccolo mostrar sus excelentes dotes dramáticas en una sobria interpretación.

    El texto, sin embargo, recurre a varios lugares comunes y presenta no pocos golpes de efecto, pero de todos modos el espectáculo es bien recibido por el público local, que colma en el frío diciembre romano la pequeña sala del Teatro Due, cercano a la famosa y céntrica Piazza di Spagna.

    El espectáculo integra la propuesta "Cantieri Contemporanei", proyecto trienal privado que intenta una estrategia de producción y comunicación basada en necesidad de articular relaciones entre el teatro y la sociedad, acogiendo realidades culturales y sociales múltiples, sugerencias y estímulos productivos, según escribieron los responsables de la iniciativa.

    El público dijo no

  • No podía faltar el oportunismo de llevar a escena un hecho lamentable de horror y muerte. Pero, y esto habla bien del público, no se puede especular con la desgracia, aunque sea ajena. Una obra de teatro sobre los atentados terroristas del 11 de septiembre en los Estados Unidos, que se representaba en Linz (centro de Austria), fue anulada debido a la falta de interés del público, declararon sus organizadores. La vocero del teatro, Elisabeth Mann, explicó que la obra "Tres semanas después del paraíso: una voz de Nueva York", del dramaturgo neoyorquino Israel Horowitz, fue un completo fracaso. "Era la tercera representación y no pudimos convencer a nadie para ir al teatro", explicó Mann.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.