Teatro en el mundo

Susana Freire
(0)
30 de diciembre de 2001  

  • Temporada shakesperiana. Adrián Noble, al frente de la Royal Shakespeare Company (RSC), cambió la estructura de ese organismo para la temporada 2002. La RSC será dividida en tres compañías, cada una de las cuales tendrá su propia programación.
  • La primera compañía ofrecerá de marzo a julio, en el Roundhouse, tres obras de Shakespeare: "Cuento de invierno", dirigida por Matthew Warchus; "La tempestad", con dirección de Michael Boyd, y "Pericles, príncipe de Tiro", dirigida por Adrian Noble

    La segunda presentará en el Royal Shakespeare Theatre, de abril a julio, una tragedia y una comedia del bardo inglés: "Antonio y Cleopatra", con dirección de Michael Attenborough, y "Mucho acerca de nada", dirigida por Gregory Doran.

    Finalmente, la tercera compañía instalada en The Swann Theatre realizará cinco piezas del período isabelino y jacobino: "Edward IIII", de Shakespeare, con puesta de Edward Hall; "Eastward Ho!" (1605), de George Chapman, Ben Jonson y John Marston, dirigida por Lucy Pitman-Wallace; "The roman actor" (1626), de Philip Massinger, por David Hunt; "The island princess" (1621), de John Fletcher, por Gregory Doran, y "The malcontent" (1603), de John Webster y John Marston, por Dominic Cook.

    * * *

  • El Quijote, en Francia. El Festival Don Quijote de Teatro Hispánico, que se organiza en París desde 1992, cumplió su décima edición superando la cifra de 40.000 espectadores y habiéndose "consolidado", según apreciaciones de su director, Luis Jiménez.
  • Para celebrar esa mayoría de edad que parece delatar el décimo aniversario, el festival -que cada año, desde la segunda edición, invitaba a un país de América latina- recibió en la edición de 2001, recién clausurada, a compañías de cinco países: Colombia, Bolivia, Perú, Ecuador y Venezuela.

    Jiménez afirma que siempre ha tenido una vocación latinoamericana, desde el momento en que pensó el nombre del festival. "Cuando creé el festival me dije que el Quijote es un personaje que agrupa a España y a América latina. Si le hubiera puesto Cervantes o Calderón, hubiera sido muy español, y yo quería que este evento no fuese sólo español. Pretendía que los latinoamericanos se identificaran también con él."

    "El español es más hablado en América latina que en España. Es un continente que lo enriquece. El festival tiene que ser un puente para las compañías españolas y latinoamericanas y el Quijote es un personaje que invita a viajar y que pelea. La compañía tiene que luchar, tanto en España como en América latina", añade Jiménez.

    Este festival nació con una clara vocación de difusión del teatro y la cultura española y latinoamericana en Francia.

    "El festival tiene dos objetivos claros: uno es la difusión de la lengua, de nuestra cultura, y otro que no sé si lo hemos conseguido o no, pero hay que pelear por ello, y es que me gustaría que el festival contribuyese a que los residentes españoles, la comunidad de emigrantes, se encuentren con lo que es hoy nuestra cultura, porque a veces no están aquí ni están allá", explica Jiménez.

    Lo curioso es que el festival nació como una actividad práctica de unos estudios de gestión cultural de Luis Jiménez en Bruselas, con un proyecto que debía abarcar dos países. Las cifras de público indican la mayoría de edad del evento. Este año se llegó a un total de 40.000. El público es en un 60 por ciento francés, un 20 o un 25 de origen español y un 12 por ciento latinoamericano. El resto es de otras nacionalidades. Jiménez insiste: "El español se estudia cada vez más, hay mayor interés por nuestra lengua y cultura".

    Medea, un personaje para el premio

  • Nueva York podría presentar en la próxima temporada la laureada "Medea", de Eurípides, con Fiona Shaw en el protagónico. La Brooklyn Academy of Music piensa poner la laureada producción irlandesa, estrenada en el Abbey Theatre, de Dublín, que obtuvo dos premios, incluyendo el de la actriz protagónica. Nueva York fue sede de famosas "Medea": Diana Rigg, que ganó el Tony en 1994; Zoe Caldwell, el mismo premio de 1982; Gloria Foster, la primera Medea negra, en 1965, y Judith Anderson, que ganó el máximo galardón en 1948.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.