Teatro en el mundo

Susana Freire
(0)
30 de junio de 2002  

  • Julio César en el Coliseo. Con la presentación de "Julio César", de Shakespeare, en calidad de preestreno, interpretada por Giorgio Albertazzi, inauguró anteanoche la nueva iluminación del Coliseo de Roma.
  • Un dispositivo de 250 proyectores se sumó a los 350 con que ya contaba para iluminar las partes del monumento que hasta ahora quedaban en penumbra.

    Construido en el año 72 antes de Jesucristo, el Coliseo fue el lugar donde se celebraban los combates entre gladiadores y fieras, imágenes que quedaron grabadas en el film "Gladiador", interpretado por Russell Crowe. Estos antecedentes lo convierten en el monumento más visitado de Italia, habiéndose registrado en 2001 la concurrencia de tres millones de personas.

    * * *

  • "Chicago", a la mexicana. Siguiendo los pasos de Chita Rivera, norteamericana de ascendencia puertorriqueña, la mexicana Bianca Marroquín se suma a la lista de las latinoamericanas que suben a los escenarios de Broadway. Marroquín fue convocada por los productores del musical "Chicago", uno de los grandes éxitos del teatro neoyorquino, para interpretar el papel de Roxie Hart.
  • Aunque su nombre es todavía prácticamente desconocido para los norteamericanos, el público local la recibió con entusiasmo y ovaciones. "Siento que es una gran responsabilidad la que llevo sobre los hombros, porque estoy representando aquí a mi país -dijo la actriz a la agencia AP después del estreno-. Pero parece que todo está saliendo bien cuando al final de la obra se escuchan esas ovaciones en pie."

    La actriz, nacida en Monterrey y criada a ambos lados de la frontera con Estados Unidos, ha interpretado durante siete meses el papel estelar en la producción de "Chicago" que se presenta actualmente en México, y fueron precisamente los productores del montaje mexicano -vinculados con los de Nueva York- los que la eligieron para presentarla en Broadway.

    Pero entre ambas producciones hay diferencias notables, según Marroquín: "Allí lo hacía en español, aquí el idioma es el inglés; tuve que adaptarme a un elenco totalmente nuevo; algunos números son más rápidos aquí, otros son más lentos. El sentido del humor es diferente: el público no se ríe aquí en los mismos momentos en que se ríe allá y viceversa. El teatro de aquí es más chico. Es más personal, es más directa la relación que tienes con el público".

    Con 26 años, Marroquín es la "Roxie Hart" más joven que se recuerda en la historia de Broadway.

    La joven, de madre norteamericana y padre mexicano, cursó su primera enseñanza del lado texano de la frontera con los Estados Unidos -por aquella época sus padres vivían en Matamoros, México- y fue allí también donde comenzó desde muy pequeña sus estudios de baile.

    En 1994 regresó a Monterrey y comenzó estudios universitarios, pero una audición para "La bella y la bestia" en esa ciudad del norte de México cambió sus planes de estudio y su vida dio un vuelco fundamental al ser aceptada para el cuerpo de baile de la obra de Disney, que se monta en el Distrito Federal, y se mudó a la capital.

    Al calor de los aplausos, se decide finalmente por la carrera teatral y abandona los estudios universitarios. "Lo que realmente estudié fue pura danza, y yo esperaba que mi carrera se orientara hacia el flamenco -dijo Marroquín-. No era mi plan la comedia musical, pero se me atravesó el destino."

    * * *

  • Mary Poppins, a escena. Quien la haya visto no puede olvidar a aquella mujercita que podía volar con su paraguas. Pues bien, Mary Poppins, la mágica niñera que vuela siguiendo el viento y los sueños de los niños, está por aterrizar en los escenarios del West End londinense.
  • La famosa película de Walt Disney de 1964 se convertirá en un musical, en el que ya están trabajando Andrew Lloyd Webber y el empresario teatral Cameron Mackintosh.

    Fue Webber quien reveló el proyecto, según informó el diario británico Daily Express.

    "Cameron Mackintosh llevará a Mary Poppins al West End: es una idea que nos vino juntos", dijo el famoso músico al diario.

    Según rumores que circulaban en el ambiente teatral londinense, la fase de planificación se está retrasando bastante porque se deben resolver numerosos problemas técnicos para llevar a un escenario los efectos especiales del film, libremente inspirado en el cuento de P.L. Traves.

    El papel que a Julie Andrews le sirvió para ganar un Oscar lo ocuparía Martine McCutcheon, una actriz televisiva muy popular en Inglaterra, que ya debutó con éxito en teatro en la nueva versión de "Mi bella dama".

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?