Suscriptor digital

"Tosca"

Esta noche sube a escena, en el Avenida, la ópera de Puccini, con régie de Ana D´Anna y dirección musical de Antonio Russo
(0)
27 de octubre de 2005  

"La decisión de hacer «Tosca» debería decir que es del público." Ana D´Anna, directora artística de Juventus Lyrica y régisseur y escenógrafa de la ópera de Giacomo Puccini, que sube a escena esta noche en el teatro Avenida, no tiene ningún problema en sacar a relucir los resultados de la política de marketing sobre productos culturales que aplica la organización. "Cada año una consultora nos regala una encuesta, y fruto de eso elegimos hacer «La bohème», «La traviata» y ahora «Tosca»", sigue D´Anna. Es cierto que antes de lanzarse a intentar cumplir los deseos de un público ávido, la gente de Juventus debe agrupar filas y saber con qué cuentan para cada intento. Y recién ahí deciden si con sus músicos, sus coros y sus voces es posible llevar adelante un proyecto.

"Una de las razones por las que les prestamos mucha atención a las encuestas es que nuestro objetivo no es sólo formar artistas, sino también devolverle la ópera a la gente. La ópera terminó siendo para un grupo reducido; no conozco profundamente los motivos, pero es algo por modificar. Nosotros queremos hacer este arte tan vivo como para que se vuelva a creer en él. Considero que lo estamos logrando, y un dato significativo es que las entradas más económicas de nuestras producciones, las de cinco pesos, son las primeras en agotarse."

D´Anna, como tantos otros hacedores del teatro, asume que es la pobreza la que los ayuda a crear, a poner en juego la imaginación y, sobre todo, los aleja de los peligros de lo que ella considera un arte lleno de estereotipos: "La ópera se transformó un poco en lo que Peter Brook llama «teatro mortal», esa cosa encapsulada, remanida, llena de anticipaciones; características todas que le quitan el verdadero meollo al teatro, que es la vida misma".

-¿Cómo hacer diferente un trabajo tan visto?

-Creo que hay que ver lo que quiso hacer Puccini. No estoy de acuerdo con ponerse por delante de la obra para que los demás vean cuán creativo puede ser uno. Hay que servir a la obra con la lectura más profunda que se pueda tener, eso de por sí provoca un acercamiento a la época y en este caso al tema de la dictadura y el horror. El acercamiento debe ser tal que se llegue a encontrar la forma en que la gente deje atrás cualquier otro recuerdo que tenga sobre la obra, y eso se consigue con mucho trabajo.

-¿Pero no hay peligro de que se le cuelen a usted imágenes de otras "Toscas"?

-Las imágenes que se me puedan colar a mí no entorpecen la lectura de la obra. Además, de mis maestros Heddy Crilla y Augusto Fernandes aprendí que el centro de la escena es el cantante/actor y me concentro mucho en eso; todo lo demás es la bandeja de plata donde se presenta, pero el puente entre el compositor y el público es el cantante. Y nuestro tema es que ese cantante y ese personaje estén vivos, por lo que busco su huella personal, que también es mi huella personal.

"Tosca" se centra en una historia de amor con destino trágico en el marco de la invasión austríaca de Italia, "una de las más cruentas que hubo en Europa, que fue modelo del nazismo y de tantas atrocidades -sigue D´Anna-. Y hacerla me mató. Es durísima y hay escenas de tortura que no soporto, aunque yo las esté dirigiendo, no soporto la veracidad con que las hacen. Es muy fuerte sobre todo para quienes vivimos el Proceso. En esta obra, como en «La Traviata» y «La Bohème», me la he pasado llorando".

-¿Cómo trabaja con los cantantes?

-Cuando empezamos a trabajar estamos muy de acuerdo con lo que vamos a hacer; de hecho, nunca me ha pasado no estar de acuerdo porque, en general, todo está en el texto. El personaje al principio está dibujado y luego empieza a tomar vida. No es que se produzca una especie de éxtasis, porque el cantante debe estar muy consciente y debe poder triangularse entre el director musical, en función de sus compañeros y en conjunción con lo que le pasa íntimamente al personaje. Además, debo decir que creo que todo el mundo tiene un talento y yo tengo la técnica para extraer lo mejor de cada cantante, y me place mucho ver cuando empiezan a florecer, a tener vida. Hay cosas que florecen con mucho trabajo.

Recuerdos

Ana D´Anna se apasiona al hablar de su proyecto, se emociona con facilidad al recordar tiempos difíciles y sueños todavía no cumplidos y disfruta con los detalles de su propia historia, como si fuese la de un personaje por abordar.

Ana se formó como actriz en Pergamino, donde dirigió una pequeña compañía teatral. También estudió literatura y más teatro cuando llegó a Buenos Aires. Le gusta cantar y componer canciones ("a lo mejor lo vuelvo a hacer", dice, como al pasar) y desde hace unos años estudia pintura (ahora con Guillermo Roux). Tantas facetas artísticas la cruzaron con varios maestros, y fue uno de ellos quien le dijo que tenía que ser régisseur, por lo que sin pensarlo mucho se presentó en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón.

Ana acababa de cumplir 40 años y le dijeron que no podía entrar porque era para personas de hasta 40, entonces les hizo juicio. "Un amparo me permitió comenzar la cursada, pero el juicio duró un año, pasó por 21 jueces y gané en todas las instancias."

Empeñada en aprovechar al máximo esa oportunidad, Ana sacó a relucir su experiencia como directora teatral para armar pequeños elencos de estudio: "Mis exámenes eran interminables, presentaba seis escenas de diferentes óperas. Era bárbaro. Yo sabía que con las voces que había ahí iba a armar algo".

Y así armó Juventus, organización que está llevando adelante la séptima temporada: "Y en eso estamos, tratando de devolverle la ópera a la gente, y aunque no lo hemos logrado solos fuimos un poco los pioneros", concluye la régisseur antes de reanudar su trabajo.

  • Elenco y funciones

    Los dos elencos de "Tosca" están formados por Haydée Dabusti/ Svetlana Volosenko (Floria Tosca); Darío Saiegh/ Norberto Fernández (Mario Cavaradossi; Ricardo Ortale/ Mauricio Thibaud (Barón Scarpia); Alejandro Di Nardo/ Mario De Salvo (Cesare Angelotti); Fernando Grassi/ Mario De Salvo (Sacristán); Norberto Lara/ Daniel Pomba (Spoletta); Román Modzelewski (Sciarrone) y Facundo Gonchar (pastor). Participan el Coro de Niños Juventus Lyrica, el Coro Juventus Lyrica y la Orquesta Juventus Lyrica con preparación y dirección musical de Antonio Russo. Las funciones se realizarán: hoy, pasado mañana, el miércoles 2 y el viernes 4 de noviembre, a las 20.30, y el domingo 6 de noviembre, a las 17.30. En el teatro Avenida, Avenida de Mayo 1222. Entradas: desde 5 pesos.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?