Un actor que estremece y emociona con grandeza

(0)
29 de junio de 2018  

Es un unipersonal, un monólogo, una obra con un montón de personajes sobre el escenario. Manuel Vicente, con su talento e histrionismo, logra llenar de imágenes casi corpóreas la sala. El último espectador es un hermoso material escrito y dirigido por Andrés Binetti, con mucho humor, un poco de nostalgia y gran sensibilidad. Un viejo director añora a su compañía teatral acodado en una barra y en compañía de un par de tragos. El teatro se transforma en la metáfora y el pretexto de muchas cosas, entre ellas, un hombre y el encuentro con lo que más amó en su vida, la revisión de sus errores, la nostalgia de lo que fue. El enorme Manuel Vicente, estremece y se engrandece con una potencia que emociona.

El último espectador

Teatro Del Pueblo, Av. Roque Sáenz Peña 943, los sábados, a las 18.

Producción Julia Montesoro

Daniel Barone

Director

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.