teatro. Un drama que la música convierte en esperanza