Un joven director atravesado por dos historias de amor

Marcelo Rosa debuta como director en un musical independiente, pero en junio estrenará la versión local de Ghost
Gabriel Ramírez Borges
(0)
23 de febrero de 2015  

Después de hacer una carrera como actor, Marcelo Rosa se animó a la dirección. Arrancó con Historias de amor bajo la lluvia, una comedia teatral de Joaquín Stringa que acaba de estrenarse y unifica tres relatos románticos minutos antes de que se desate una tormenta. Y a este presente se suma el proyecto de dirigir un gran musical como Ghost, anunciado con bombos y platillos.

Con Historias de amor... todo comenzó de manera experimental, pero varios ensayos después notaron que el proyecto iba a requerir un presupuesto mayor. Entonces decidieron recurrir a la plataforma Idea.me, novedoso sistema de financiación colectiva con el que lograron recaudar todo lo que se requería para llevar a cabo el montaje. "Al principio tenía ciertos prejuicios. No sabía si podía interesarle a alguien. Luego hicimos un video que nos sirvió como promoción y la gente empezó a preguntarnos por la obra. Llegamos a conseguir el ciento por ciento de la inversión y nos sirvió como producción y difusión", comenta. Así, lo que comenzó como una simple idea terminó siendo su debut como director de una comedia romántica interpretada por Ángeles Díaz Colodrero y Martín Mazalán, quienes intercalan cada uno cuatro personajes a los que sólo los unen el amor y la lluvia.

Ahora Marcelo busca llevar a escena Ghost, el musical, inspirado en el film protagonizado por Patrick Swayze, Demi Moore y Whoopi Goldberg en los años 90 y que se estrenó en el Piccadilly Theatre de Londres en 2011 y posteriormente se trasladó a Broadway.

El director comenta que, aunque la historia de amor entre Sam y Molly tendrá una puesta completamente argentina, "el libro y la música serán los mismos que se vieron en Broadway, pero la producción va a ser totalmente nuestra. En Londres y en los Estados Unidos se hizo con una gran puesta multimedia. Nosotros haremos algo similar, pero sin restarle importancia a la historia, que es lo mejor que tiene la obra", adelanta. La pieza mantendrá el texto original de Bruce Joel Rubin, y contará con las canciones de Dave Stewart y Glen Ballard, además de la versión original del tema "Melodía desencadenada". "Es un espectáculo de una calidad altísima. Antes de escogerlo vi más de cincuenta musicales, pero me pareció que Ghost es toda una marca. Lo elegí porque toda una generación que se enamoró de esa película y la sigue disfrutando. Hacerlo en la Argentina es como volver a vivir esa misma sensación que se produjo en su momento y que no tiene tiempo ni lugar", sostiene el joven director.

Adelanta que la preproducción se encuentra bastante avanzada. Se está trabajando en el libro original y las partituras y están a punto de comenzar la búsqueda de un elenco sólido. "Cuando iba leyendo la obra fantaseaba con algunos actores. Uno lee el texto e inmediatamente comienza a ponerles rostros a los personajes, sin embargo, por ahora no tengo a nadie en especial. Necesitamos cantantes y músicos que tengan un mismo nivel", admite.

El estreno está previsto para junio, en una de las salas más importantes de la avenida Corrientes, aunque no trascendió aún cuál será. "Es un riesgo muy grande. Se requiere una inversión muy fuerte, pero lo vemos como una inversión artística y buscamos un éxito en ese sentido. Estamos hablando de un proyecto que necesita de un gran teatro porque tiene efectos especiales y una orquesta en vivo. Se necesita mucho ensayo en el espacio y eso es lo último que estamos por cerrar", advierte .

El montaje original era impactante y se valía no sólo de la tecnología, con múltiples pantallas de led incorporadas a la acción y muchísimos trucos de magia que incluían la desaparición de los personajes ante los ojos del espectador o gente flotando por el aire. "Cuando digo que no se le restará importancia a la historia lo hago tomando en cuenta las palabras del director original. Él mismo admitió que inicialmente la obra se pensó como algo más pequeño, sólo que los sistemas de producción modernos la fueron transformando en una superproducción. La obra plantea dos universos. Queremos mostrar el vértigo de una ciudad como Nueva York y cómo esa misma ciudad puede llevarte a dos caminos. Lo que se busca es que tenga una impronta muy moderna con un ritmo muy vertiginoso que se empariente casi con el videoclip y que la gente se vuelva a enamorar de esta historia", concluye con los deseos a flor de piel.

Historias de amor bajo la lluvia

de Joaquín Stringa

Jueves, a las 20.45

Gargantúa, Jorge Newbery 3563

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.