Teatro. Un puñado de monjas en problemas