Argentina, tierra de amor y venganza: presionado, Alí accede a pegarles a Lucía y a Bruno donde más les duele

Torcuato, Mecha y Alicia mantienen secuestrado a Malek para poder presionar a su padre y utilizarlo para sus planes de venganza
Torcuato, Mecha y Alicia mantienen secuestrado a Malek para poder presionar a su padre y utilizarlo para sus planes de venganza
(0)
20 de noviembre de 2019  • 23:15

El capítulo del miércoles de Argentina, tierra de amor y venganza tuvo mucho más de venganza que de amor. Luego de que Lucía (Delfina Chaves) le dejara en claro a Bruno (Albert Baró) que el romance entre ellos estaba terminado, la joven decide dar rienda suelta a lo que siente por su jefe, Sagasti (Joaquín Berthold). El muchacho español, en tanto, toma la determinación de dar un paso más en su relación con Francesca (Malena Sánchez) y pone fecha para su boda.

En la casa de los Morel, la situación se vuelve cada vez más complicada debido al estado de Libertad (Virginia Innocenti), que ya no es capaz de comprender la realidad que la circunda y se muestra violenta con su entorno. Por eso, se decide que Pedro vaya a vivir por unos días en el conventillo mientras Lidia (Minerva Casero) y Lucía deciden los pasos a seguir.

Anna (Candela Vetrano), por su parte, insiste con formar parte de la banda y obliga a todos a votar para decidir su incorporación. Su hermano, Aldo (Gonzalo Heredia), está en contra, pero Francesca y los otros consideran que tienen el mismo derecho que los demás.

Sin embargo, más allá de que ella asegura que formar parte de la organización va a sacarla de su vida rutinaria, la primera moción que propone es expulsar a Manuel (Diego Domínguez) "por traidor", y así deja en claro que su único interés era vengarse de su marido. Sus hermanos la apoyan, pero la votación queda inconclusa.

Al mismo tiempo que la banda enfrenta un nuevo comienzo, sus mayores enemigos tienen en mente una jugada maestra. Alicia (Mercedes Funes) sigue teniendo cautivo a Malek (Franco Quercia) en su casa, mientras Torcuato (Benjamín Vicuña) y Mecha (Soledad Fandiño) presionan a Alí (Ariel Pérez de María) para que secuestre a Pedro.

El hecho de que el niño ahora esté viviendo en el conventillo simplifica los planes de Alí, que acude allí con la excusa de pedirle disculpas a Paco (Mariano Saborido) por haberlo tratado mal.

Luego del asesinato de Basualdo (Mateo Chiriano), Trauman también planea su venganza, pero en este caso contra Alfreda (Vivian El Jaber). Carmen (Maite Lanata) y Raquel (China Suárez) aprovechan la situación para exponer al proxeneta y llenarle la cabeza para que cometa un error fatal.

Como parte del plan para enfrentar a los dos clanes, Julián (Tomás Kirzner), accede al pedido de Carmen (Maite Lanata) e inicia una redada en el hotel en el que que funciona el prostíbulo de Alfreda. Ella, entonces, comprende que detrás de la clausura está el mismo Trauman. Para congraciarse con su madre, Alfredo (Francisco Lumerman) cae en la provocación pergeñada por Carmen e intenta asesinar a Trauman.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.