Argentina, tierra de amor y venganza: traición y muerte en una noche clave

Alicia debe definirse entre el amor que siente por Aldo y el lazo de sangre que la une a Torcuato
Alicia debe definirse entre el amor que siente por Aldo y el lazo de sangre que la une a Torcuato Crédito: Prensa Eltrece
(0)
22 de octubre de 2019  • 21:51

Al Varsovia llega el hombre violó a Carmen (Maite Lanata) y compró a su madre. Trauman (Fernán Mirás) se da cuenta y se compromete a vengarse. Y aunque Raquel (China Suárez) interviene para dejarle en claro que el daño ya está hecho y que él fue responsable también de eso por haber dejado abandonada a su hija durante años en un prostíbulo, él no entra en razón e intenta convencer a la adolescente de que ella misma debe matar a su victimario.

Empecinado, Trauman se niega a escuchar a Raquel, Ivonne (Andrea Frigerio) y Helga (Dary Butrik), y sigue adelante con su plan: lleva a Carmen frente al hombre y le cuenta lo que le hizo cuando era apena una niña. Cuando el hombre le ofrece dinero para compensar lo ocurrido, ella termina disparándole. La joven, entonces, pierde el conocimiento.

En el conventillo, Torcuato (Benjamín Vicuña) sorprende a Aldo (Gonzalo Heredia) solo y le deja en claro que no va a soportar su traición. "Me traicionaste, como me traicionó todo el mundo. Pero no sé por qué tu traición me dolió como ninguna. Aún no nació la persona que se pueda reír de mí y pueda vivir para contarlo", lo amenaza, y le tira con fuerza un sable sobre el pie. Herido, Aldo queda imposibilitado de escapar y de dar pelea. De todos modos, no se acobarda y le deja en claro que es un pobre hombre que está solo.

Cuando Ferreyra está a punto de dispararle, llega Alicia (Mercedes Funes), también armada, y le apunta a su hermano. La mujer quiere hacerle entender que desde que perdió las elecciones anda "como bola sin manija", pero no logra aplacar su furia y conseguir que deje de amenazar a su marido. Y mientras él la insulta, Alicia pierde el control y lo sorprende disparándole en la pierna de palo.

En ese momento, llega al conventillo Alí (Ariel Pérez de María), que desarma a la mujer, pero se niega a cumplir con la orden de su jefe de asesinar a Aldo. Por el contrario, le ordena que se vaya, dejándole en claro, también, su traición.

A cambio de su gesto, Alí le pide a Aldo que lo deje volver al conventillo y que averigüe dónde se encuentra Malek (Franco Quercia), que desapareció desde el día de su frustrado casamiento con Lorena (Agustina Benavides).

Ya en la mansión de los Ferreyra, Alicia intenta disculparse, pero no encuentra el perdón de su hermano, que siente que entre él y "un tipo", eligió a un extraño. "Esperaba la traición de todo el mundo menos la tuya. Me das asco", le dice. Alba (Mavy Yunes), a su vez, le acerca una serie de citaciones que llegaron a su nombre por "trata de blancas" y explotación de mujeres.

Lucía (Delfina Chaves), a su vez, va a hablar con el médico de la familia y le pregunta sobre la muerte de su padre. El médico se siente aliviado y le revela que ese día le pidió a Torcuato que ella se comunique con él, porque la muerte de José Pablo (Guillermo Arengo) era sospechosa, porque tenía signos de haber sido asfixiado. Sin embargo, Ferreyra nunca le hizo saber a su esposa sobre las dudas que tenía el profesional.

Más tarde, cuando le cuenta a Lidia (Minerva Casero) que su marido es, también, el asesino de su padre, le deja en claro que necesita verlo cara a cara. La joven y Bruno (Albert Baró) intentan convencerla de que eso no es conveniente. Ella accede, entonces, a llamarlo por teléfono. Como siempre, él la insulta, pero ella le dice que no le importa lo que diga: "Solo llamé para decirte que sé que mataste a mi padre y no voy a parar hasta que vayas preso", afirma, al tiempo que él confiesa el crimen.

Internado, Gabriel (Federico Salles) se niega a declarar ante Julián (Tomás Kirzner) por la muerte de Julia (Laura Minguell). El hermano de Lucía está convencido de que no va a ir a la cárcel, porque allí van solo los pobres y no las personas como él.

En el club social, mientras tanto, Pirucha (Andrea Rincón) sigue persiguiendo a Córdoba (Diego Domínguez). Le asegura que está enamorada de él y que no puede controlar lo que le pasa. Sin embargo, también le dice que no piensa hacerle daño y que su matrimonio no corre peligro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.