El ganador fue Chacho

Recibió más votos que Fernando en la final de "Gran cuñado"
(0)
22 de agosto de 2001  

"Se dio vuelta la tortilla. Antes vos me dejaste solo a mí y ahora yo te dejo solo a vos", le dijo Freddy Villarreal (el actor que caricaturizó a Fernando de la Rúa) a José "Yayo" Guridi, que encarnó a Carlos "Chacho" Alvarez.

Fernando tuvo que retirarse antes porque perdió en la votación final, realizada entre el público del programa "Videomatch", de la exitosa parodia política "Gran cuñado".

Siguiendo el esquema del reality show "Gran hermano", doce actores caracterizados como políticos simularon convivir en una casa cerrada, y semana a semana uno de ellos era expulsado por los televidentes. Desde el estudio central, el conductor de "Videomatch", Marcelo Tinelli, imitaba con todo detalle el estilo impuesto por Soledad Silveyra para dialogar con los habitantes de la casa en "Gran hermano", con muletillas que ya se volvieron célebres, como "Adelante, mis valientes".

Desde el comienzo, la parodia logró elevar aún más el rating de un ciclo televisivo que siempre tiene gran acompañamiento del público. Después de la despedida de los falsos María Julia Alsogaray, Raúl Alfonsín, Erman González, Carlos Menem y otros, llegaron a la ronda final, además de Fernando y Chacho, los personajes de Domingo Cavallo y Emir Yoma.

Esto ocurrió en la emisión de anteanoche, cuando se debía llegar a la nominación de un triunfador. Domingo y Emir fueron los primeros eliminados. Luego se hizo la votación final, que resultó verdaderamente reñida: a la hora de elegir al ganador, Chacho logró 5580 votos, contra 5574 de Fernando.

Fue un desenlace gracioso, porque desde el comienzo del ciclo el personaje de Chacho se caracterizó por su urgente deseo de escapar de la casa, aludiendo con ironía a su tendencia a renunciar de los puestos para los que es designado. Usó mil tretas para huir y pidió a los televidentes que lo votaran, pero todo fue en vano. Resultó el último, pero tuvo, como compensación, la felicidad de haber ganado.

Frente al estudio de Telefé, en la calle Pavón, se instaló un escenario por el que desfilaron primero los personajes despedidos y luego el vencedor. Tinelli cerró su programa desde allí, rodeado por gran cantidad de público.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?