El graduado

Después de tres años y medio de ser director de contenidos de Ideas del Sur, tendrá su productora y hará ficción para Canal 9
Natalia Trzenko
(0)
29 de septiembre de 2005  

Como irse de la casa de los padres. O terminar la facultad. Esas son las metáforas que Sebastián Ortega elige para explicar qué siente al dejar su puesto como gerente de contenidos en Ideas del Sur después de tres años y medio para ponerse al frente de su propia productora. Una empresa que todavía no tiene nombre, pero sí trabajo; el año próximo será la encargada de proveer a Canal 9 de dos tiras de ficción para el horario central de las 21 y las 22, además de aportar el unitario "Crónicas tumberas", que realizará Adrián Caetano.

"Es raro, siempre pensé que el día que me fuera de Ideas iba a ser muy duro, pero no fue así porque la relación que queda es tan buena que es más o menos como irte de la casa de tus viejos. Te vas, pero en realidad no del todo porque volvés a comer un domingo y sigue siendo tu casa. De hecho el año que viene es muy probable que use dos islas de edición de Ideas para mis programas", cuenta Ortega desde las oficinas en Barrio Norte que dejó hace tres años y medio para mudarse al imponente edificio que alberga a la productora de Marcelo Tinelli en Colegiales. Volver a tomar posesión del espacio es la primera anotación en la larguísima lista de compromisos de Ortega. Es que en el tiempo que estuvo al frente de los contenidos de Ideas este espacio lo ocupó su hermano Luis para producir sus películas "Monobloc" y "Caja negra" cuyo cartel adorna la entrada del lugar.

Pero, claro, antes de empezar con lo nuevo es inevitable revisar el pasado, hacer un balance de los últimos años mientras se cierran las últimas cajas de la mudanza.

"Es muy fuerte para mí dejar al equipo. Cuando entré a la empresa había menos de 50 personas trabajando. Hoy hay más de 400. Yo tenía muy poca experiencia en televisión venía de hacer «El hacker» y «Enamorarte» en Telefé y de a poco se fue armando un buen equipo con Pablo Cullel, que es como mi sombra, mi mano derecha", rememora Ortega. Y de hecho Cullel también dejó Ideas del Sur para ocupar, desde el 1° de octubre el cargo de asesor artístico de contenidos y productor general de ficciones de Canal 9.

Cuando se habían cumplido pocas semanas de la compra del 30 por ciento de Ideas del Sur por parte de Artear y el consecuente pase de Tinelli a la pantalla de Canal 13, Ortega empezó a sentir que era el tiempo de irse, de cerrar una etapa para empezar una nueva. Aunque cueste.

"Estoy seguro de que esta semana voy a llegar hasta la puerta de Ideas con el auto y voy a decir: «No, no tengo que entrar acá». Eso me va a costar. De todos modos, en los unitarios voy a trabajar con los editores de allá. Algunos se quedarán y está consensuado con Marcelo [Tinelli] que algunas personas se vendrán para acá."

-Esto es como un divorcio con división de bienes.

-En realidad es algo así como decir: "Papá me voy de casa, pero la cama me la llevo porque en el departamento nuevo no tengo nada. La verdad es que en este momento pienso en los tres años de aprendizaje, de buenos momentos y algunos disgustos. Me he hecho mucha mala sangre, pero nunca podría haber aprendido tanto en otro lado. Ni en diez años de facultad. De hecho fueron casi como la facultad, casi cuatro años de rendir exámenes, frente a mucho público. Y que Marcelo me haya permitido transitar esto me provoca un agradecimiento muy grande. Por eso, cuando me dijo que quería que trabajáramos juntos para su unitario del año próximo le dije que para mí será un placer.

-¿Por qué te vas ahora de Ideas del Sur, entonces?

-Es la sumatoria de varias cosas. De una semana a la otra empecé a sentir en la panza que me tenía que ir. Cuando me senté con Marcelo y empezamos a ver el panorama para el año que viene no me podía imaginar en ese contexto. El me dijo que el primer año en Canal 13 íbamos a hacer menos ficción para dedicarnos más al entretenimiento. La ficción quedaría para 2007. Y para mí cada año es muy importante y no estoy emocionalmente para esperar. La verdad es que no tengo ganas de esperar. Y además llegó un punto en que me empecé a preguntar qué más podía hacer en Ideas.

-¿El balance da positivo?

-Yo soñaba con lograr la mitad de las cosas que se lograron ahí adentro. En términos de unitarios me puedo ir sabiendo que hicimos "Tumberos" y una tira como "Los Roldán", que el primer año fue un suceso tremendo, pero en el segundo no funcionó como esperábamos porque tuvimos que luchar un mes entero contra películas de estreno y cometimos el error de salir con capítulos dobles sin cortes, fue un fuerte aprendizaje. De hecho, todo lo que se hizo en Ideas del Sur desde Canal 9 sirvió para generar el pase de Marcelo a Canal 13 y eso sirvió para generar este segundo pase. Y así como el arma de negociación para el pase este año fue "ShowMatch" el año pasado fue "Los Roldán". Después de todo eso me di cuenta de que a lo sumo podía aspirar a mantener lo logrado. Me pasa algo muy raro porque asumo los desafíos y después tengo días donde me pregunto: ¿para qué mierda me estoy metiendo en esto? ¿Qué pasó con el descanso que me iba a tomar?

-¿El pase de Tinelli a Canal 13 aceleró tu decisión?

-Sumó. Pero no por ser Canal 13, sino que la venta de un porcentaje de la productora fue a un canal en el que hay que compartir espacios con una empresa como Pol-ka. Lo cierto es que a mí me hace trabajar más fuerte tener a un tipo como [Adrián] Suar enfrente. Lo quiero, lo respeto y lo admiro y por eso es un estímulo saber que está enfrente. En cambio, estar en el mismo equipo, pero en inferioridad de condiciones porque tengo que ir en horarios que no son centrales, no me motivaba.

El año que pasó, exactamente el 9 de agosto, el bajo perfil del tercer hijo de Palito Ortega y Evangelina Salazar se tomó un rato de descanso. Es que el entonces gerente de contenidos de Ideas del Sur no aguantó la bronca que le generó que Suar decidiera a último momento no sacar al aire el primer capítulo de "Los secretos de papá". Esa noche, el productor que había preparado un capítulo especial de "Los Roldán" denunció públicamente la maniobra del dueño de Pol-ka.

-¿Ya no estás enojado con Suar?

-No. Ya nos encontramos, charlamos. La verdad es que no creo que yo vuelva hacer una cosa así. Aprendí, pero no me arrepiento. Me parece que el hecho de madurar no implica olvidar el pasado. En ese momento me frustró lo que pasaba porque prendí la televisión y todo el mundo se estaba riendo y nosotros quedábamos como los tarados. Me agarró mucha impotencia... Pero con Adrián está todo bien.

-¿Qué vas a hacer para Canal 9? ¿Ya hay un contrato?

-Tenemos un acuerdo con Canal 9. Ellos se acercaron con la propuesta de producir la ficción para las 21 y las 22. A las 21, vamos a competir con Pol-ka y, a las 22, con Marcelo, pero estamos encarando esto con muchísima humildad. No queremos estar mirando qué nos va a poner éste o el otro enfrente, sino que apuntamos a hacer programas de muchísima calidad con propuestas originales. Yo tenía ganas de conservar el horario de las 21 y el de las 22, nunca lo pudimos ocupar con Ideas. Es un gran desafío. Y está bueno porque el año pasado se asumió un compromiso muy fuerte que era hacer contenidos para Canal 9 y cuando Marcelo me comunicó lo del 13 pensé qué pena no terminar lo que habíamos planeado como un proyecto a tres años.

-Te quedaba una asignatura pendiente con Canal 9.

- Sí, claro, pero además en estos días hablé con Juan Parodi, el nuevo gerente de programación de América para hacer algo juntos. Hoy, de todos modos, nuestra dedicación está en las tiras para Canal 9 y una vez que estén en marcha vamos a empezar a trabajar con Caetano en el unitario "Crónicas tumberas". No tengo un ideal de productora, sino que para mí es una herramienta para poder cumplir con mis objetivos. Estoy pensando en función de lo que quiero hacer: cine, teatro y seguir con la televisión.

Lo que viene

  • Tira para las 21: será una comedia familiar, pero con un toque original, sus protagonistas serán fanáticos de la lucha libre. Competirán en un club de barrio y sus esposas serán las encargadas de diseñar los llamativos trajes típicos de los seguidores de "Titanes en el ring". Para escribir los guiones, Ortega y Cullel convocaron a Jorge Maestro y Daniel Dátola. La idea se le ocurrió al productor porque cuando vivió en los Estados Unidos consumió mucho de ese deporte mezclado con show.
  • Tira para las 22: estará centrada en un grupo de amigos entre treinta y cuarenta años que se reúnen todos los jueves en un lugar inspirado en las fiestas conocidas como Club 69. Se trata de una mirada sobre las nuevas costumbres de ese grupo etario e incluirá también las cambiantes relaciones entre padres jóvenes e hijos adolescentes. Los libros estarán a cargo de Alejandro Maci y Javier Van de Couter ("Criminal").
  • "Crónicas tumberas": Ortega se reunirá con Israel Adrián Caetano con quien trabajó en "Disputas" y "Tumberos" para este unitario que no será la segunda parte del ciclo de América, sino que cada semana mostrará una historia distinta que transcurrirá en el ámbito carcelario. El relato pasará de un penal de menores, una cárcel de mujeres y hasta un lugar de reclusión dentro de un neuropsiquiátrico. También se mostrará la historia de una prisión en la década del 40 y la reconstrucción de ficción de una fuga. Existe la posibilidad de que uno de los episodios retome alguno de los personajes de "Tumberos".
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?