Tendencia: los cortometrajes se acercan a la pantalla chica. El nuevo cine, en casa