El regreso de los chicos malos

"CQC" edición especial fue lo más visto en su franja; volverá en la temporada 2002
(0)
22 de diciembre de 2001  

El regreso de "CQC" estuvo bueno. No estuvo muuuy bueno. Estuvo bueno. Tuvo la esencia zumbadora de las moscas/movileros, algo de chicos "Beavis & Butthead", y por último, alguna que otra cosa de más. No obstante, debe decirse que tradicionalmente esta banda de chicos malos liderada por Mario Pergolini siempre ha sufrido desajustes en sus debuts. No es casual. El ritmo, la intensidad y la perspicacia de "Caiga quien caiga" requiere de una gimnasia tal que sólo se logra "en ejercicio".

Si "CQC" hubiese estado en el aire, no hubiera importado la cantidad ni la calidad de material "en parrilla" (listo para su emisión). Sin duda, las cámaras de "CQC" hubieran salido a la calle para estar presentes -de verdad-, antes y después de lo que quedará en la memoria de la República Argentina como una jornada especial.

Pergolini eligió esperar. Durante la tarde del jueves grabó un copete explicando por qué habían decidido que el espectador viera el programa que estaba a punto de ver. La razón, repetida por Pergolini, era que ellos "querían estar presentes". En fin... Dentro de un estudio, les pegaron a unas ollas y empezó el programa.

Lo mejor, para el final

Este comentario ha sido escrito con cierto orden. Empieza por lo peor de la emisión y finaliza con lo excelente. Pero como de ningún modo quiere ser terrible, aunque quien lo escribe sabe muy bien que ni los buenos programas ni las buenas fotografías necesitan ser explicados, es inevitable justificar al bienquerido "CQC".

Canal 13 había decidido pautarlo el lunes con dos horas de duración. Pero competía con "El show de Videomatch". Así que fue pasado al jueves y a las 23, es decir, cuando el huracán de Tinelli hubiera ya pasado. Esto significó un recorte de media hora y es posible que los segmentos que aparecieron como "de más" o "remanidos" tuvieran sentido en el original de dos horas.

Ahora, en TV lo que se ve es lo que es. La historia ficcionada del inicio, de unos ocho minutos, fue, al menos, prescindible. Luego de ser echados por una espléndida Mirtha Legrand, los tres viejos conductores de "CQC" van al talk show del hijo de Menem-Bolocco (Fernando Peña). Sí. Es el año 2050. Han pasado 50 años (no se sabe muy bien para qué) y cada uno recuerda el principio del fracaso.

Uno, Juan Di Natale, creerá que fue en un bar de mala muerte. Otro, Eduardo de la Puente, que comenzó con una traición. El único que recordará con precisión será Pergolini. Y sólo aquí, con el material grabado en las dos funciones en el Gran Rex, comenzó "CQC". Con el escritorio de noticiero posmoderno, con la pantalla para proyectar las notas de Andy Kusnetzoff, Daniel Malnatti y Daniel Tognetti, y con los políticos contentos de volver a verlos en el primer segundo y deseando que desaparezcan un minuto después.

Motivos para dejar "El bar"

Con total sinceridad, esta cronista ha considerado que el desempeño de Kusnetzoff en "El bar" no es terrible, como algunos dicen. Pero basta volver a verlo como notero de "CQC" para darse cuenta de cuál es el lugar donde no sólo se luce, sino que "manda". Esto ocurrió quince días atrás, a la entrada del ahora ex titular de Economía a una reunión con empresarios.

Kusnetzoff: -¿Piensa que va a terminar su mandato ministro o va a pedir un megacanje de ministro?

Cavallo: -Je, je, je. Mire, ahora tengo que ir a mi auto. Y no respondo preguntas imprudentes.

Kusnetzoff: -Porque lo veo medio devaluado. Y, si no, ¡el blindaje va a tener que ser en su casa, ministro!

Excelente. Nada de explicaciones.

Ahora, otra justificación. Tal vez desarrollado en dos horas, esto hubiera tenido sentido: De la Puente huye de la realidad nacional, se hace chocar por un auto, es internado en un hospital -lamentablemente para él, con vida- y es operado, por equivocación, de hemorroides. Luego, vuelve con la cabeza vendada (¿dónde tenía las hemorroides?) y cuando le quitan las vendas es Florencia de la Vega. Le han hecho, en algún momento, una operación de implante de mamas y cambio de sexo. El espectador, por supuesto, les perdona el sinsentido. Y no sólo de pura gana, sino porque adivina que al menos se ha ahorrado un par de tramos del cuento. Al fin, todo termina a lo tonto, como lo hacen "Beavis & Butthead".

Vuelve lo bueno. Más humor político en una noche en la que "Videomatch" fue reemplazado por una mesa de analistas coordinados por Juan Alberto Badía. Mejor, "CQC" ahora está sostenido por su propio peso.

Frases célebres

Tognetti: - Tirame una frase así... célebre.

Luis Barrionuevo: -Sí o sí hay que traer la plata que se llevaron del país. Hay que traerlos y hacerles la picana...

Tognetti: -¿La picana?

Barrionuevo: -La picana en los h... para que traigan la plata los que se la llevaron del país.

Tognetti: -¿Por qué le vas a hacer eso al Turco, Luis?

Barrionuevo: -No... Yo no dije a quién en particular...

* * *

Malnatti: -Doctor Alfonsín, lo vemos en la iglesia... Está copiando los métodos del padre Farinello.

Alfonsín: -Me estoy confesando...

Malnatti: -¿Fracasó todo, doctor? El plan Austral, el plan Primavera...

Alfonsín: -El plan Austral, ¡qué lindo que fue! El plan Primavera me falló al final... cuando llegó el verano.

* * *

Malnatti: -Llegamos a la casa de Gustavo Beliz muy temprano a la mañana. Es la primera vez que un político invita algo y no podemos faltar.

Beliz: -Cuando era periodista me mandaban a las cuatro de la mañana a cubrir estas elecciones y nadie me invitaba ni una medialuna. Así que hoy por lo menos me acordé de mi época de periodista...

Malnatti: -Y después no laburaste nunca más, ¿no?

* * *

(Imágenes de Jorge Lanata transmitiendo desde Islamabad, Paquistán)

Pergolini: -Un aplauso para Lanata que me parece un gran periodista (el público aplaude) .

De la Puente: -Qué coraje ir a Afganistán pocos días antes de que estallara el conflicto.

Di Natale: -Hay que animarse para mostrar la otra cara de la guerra. La CNN te engaña...

(Imágenes de Jorge Lanata transmitiendo desde París)

Pergolini: -Sonó la primera bala y el tipo ya estaba en el Ritz de París (el público empieza a entender) .

De la Puente: -Va a sacar un libro muy interesante acerca de su corresponsalía de guerra, que se llama "Crónicas desde la retaguardia". Se lo recomiendo a todos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.