Entre el misterio y la poesía

Hoy comienzan los cinco telefilms policiales que integran la precuela de la serie Inspector Morse
Laura Ventura
(0)
19 de agosto de 2013  

¿Para qué sirve la poesía? ¿Hay algún fin racional en su lectura? Para el detective Morse, uno de los más famosos de todos los tiempos, cualquiera de estas incógnitas resulta obvia. Elemental. Esteta, admirador de la ópera y experto en Matthew Arnold (sus versos serán clave para poder resolver un crimen), Morse busca la belleza en un mundo salvaje, autoritario y corrupto.

Film&Arts estrenará hoy la precuela de Inspector Morse (33 episodios que se filmaron entre 1987 y 2000). Endeavour, el joven Morse es una analepsis, un salto al pasado, a los comienzos profesionales de una de las mentes más brillantes que haya dado el policial inglés. Conocido por sus fanáticos y en su ámbito por su apellido, esta nueva serie elige llamarse a secas con su nombre de pila, Endeavour, que fue un secreto muy bien guardado durante décadas (casi tanto como el nombre de Mr. Big en Sex & The City ).

Endeavour , interpretada por Shaun Evans, cuenta con 5 capítulos de 90 minutos que fueron aceptados por los fanáticos de Morse en Inglaterra (resta esperar la reacción de sus muchos fanáticos locales).

Esta continuación está ambientada en la década del sesenta. Hay que destacar la cuidada ambientación que se logró en el vestuario y la escenografía, pero lo que es más complejo aún es el afán de lograr verosimilitud en el léxico de sus personajes -quienes se comunican con las muletillas, modismos y palabras de la época- y también de los escenarios naturales: son abundantes los largos planos a la ciudad, con sus vehículos y sus habitantes.

Con la Guerra de Vietnam como telón de fondo y los ecos de los primeros jóvenes en cuestionar el sistema, herederos del movimiento de los Angry Young Men , desde el guión se recuerdan las cicatrices de la Segunda Guerra Mundial en Gran Bretaña y se denuncian la inoperancia y la corrupción política y judicial de la era McMillan.

Colin Dexter, creador del inspector Morse, integra la larga tradición de la narrativa policial inglesa, junto con Arthur Conan Doyle, Agatha Christie y Edmund Wallace. Oficial de la Orden Británica, volcó muchos rasgos autobiográficos en su emblemática criatura, por ejemplo, su paso por The Royal Corps of Signals, el grupo de comunicación del Ejército Británico que nació tras la Segunda Guerra Mundial.

El joven Endeavour Morse junto a su mentor, Fred Thursday, a punto de resolver un episodio complicado
El joven Endeavour Morse junto a su mentor, Fred Thursday, a punto de resolver un episodio complicado Crédito: ITV

Siguiendo la estructura de una novela de educación, la serie narra cómo el joven Endeavour Morse comienza sus tareas como oficial y conoce al inspector Fred Thursday, quien lo guiará y le enseñará que es posible ser honesto en un mundo de burocracia y corrupción. Thursday no tiene la educación de su discípulo, pero sí tiene experiencia en lidiar con patanes (le cuenta a Endeavour que comandó un grupo de oficiales durante la Guerra). Es tan rústico como noble y se convierte en figura paternal para este aprendiz de detective. Este personaje clave en la nueva serie es interpretado por Roger Allam, ganador del premio Lawrence Olivier por su labor en teatro, y el último actor en interpretar a Javert en la última versión de Les miserables . También se lo pudo ver en algunos episodios de Game of Thrones .

Tan hermético como errático al espectador le resultó tan complejo como al lector construir el verdadero perfil de Morse. En Endeavour , por el contrario, desde las primeras escenas descubrimos secretos de esta alma torturada. "Crecí en un lugar gris, sin sentir nada, hasta que un día escuché su voz y supe por primera vez que existía la belleza", le dice a una cantante de ópera.

La ciudad de Oxford es el telón de fondo de esta historia. Estudiantes -en especial muchachitas- en problemas, profesores y académicos de todo tipo pueblan el universo de la serie. Endeavour Morse es un hombre ilustrado, gracias a su disciplina y no por las bondades que brinda la educación de las clases acomodadas que concurren a las universidades de la ciudad. Casi como réplica de Jude, el oscuro , de Thomas Hardy, a Endeavour Morse le gustaría pasarse el día entero leyendo poesía, pero debe arremangarse y luchar contra el crimen.

De inexperto a erudito

Si en Endeavour el espectador comparte las aventuras de un joven lúcido, pero torpe en su inexperiencia, en Morse –es decir, la historia que todos conocemos, ambientada unas tres décadas después– aparece un erudito, un hombre avezado a quien nada le sorprende. John Thaw se consagró internacionalmente con su afilada interpretación.

Hay guiños para los amantes de la serie, por ejemplo su afición a tomar pintas de cerveza, hábito que demuestra no bien ingresa en la policía.

Aquí, Endeavour es el asistente de un inspector, vínculo asimétrico y complementario que precede a otro de las mismas características, conformado por –en la serie original– Morse y su asistente Lewis. La genialidad de la historia está dada en el contrapunto entre un hombre solitario y meticuloso en la expresión frente a su asistente, hombre de familia de limitado poder retórico. Se hizo un spin-off con este último personaje, Lewis (que emitió Film&Arts), que no logró demasiada repercusión en el público.

  • Endeavour, el joven Morse

    Ciclo de cinco telefilms policiales, con Shaun Evans.

    Lunes, a las 22, por Film&Arts.
  • MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.