Televisión. Falso reality para generar escándalos