Opinión. Falta visión estratégica en los medios estatales