Gary Oldman contra Hollywood

El actor defendió a Mel Gibson y sus dichos antisemitas
Natalia Trzenko
(0)
26 de junio de 2014  

En Hollywood, pocas cosas gustan más que las historias de redención. Esos relatos en los que los hijos dilectos del cine y la TV caen en desgracia y luego se levantan para volver a alcanzar la cima. Pero hasta en la ciudad que fabrica sueños para la pantalla tienen sus límites.

De eso se enteró esta semana Gary Oldman -un veterano que algo sabe de los tropiezos en carrera y la vida personal-, pero que un poco de vuelta de todo, en una entrevista con la revista Playboy, se animó a decir lo que nadie dice. A poner en evidencia la fijación de Hollywood por la corrección política. El problema fue que, entre válidos argumentos en contra de la industria en sí, a Oldman se le ocurrió la mala idea de defender a Mel Gibson y aquellos comentarios antisemitas que lo convirtieron, según su colega, en un paria en Hollywood. "Se emborrachó y dijo cosas, pero todos dijimos cosas así alguna vez. Somos todos unos hipócritas. Mel Gibson vive en una ciudad manejada por judíos y se equivocó al decir lo que dijo porque mordió la mano que le da de comer. Aunque ya no necesita que le den de comer: tiene suficiente plata."

Las reacciones a las imprudentes declaraciones fueron inmediatas y Oldman debió disculparse y explicar que su intención no era ofender. "Estoy profundamente arrepentido de que mis palabras en Playboy hayan sido ofensivas para muchos judíos. Luego de leer mis declaraciones publicadas me doy cuenta de cuán insensibles pueden parecer y cómo pueden contribuir a fomentar falsos estereotipos", dijo el actor en una declaración que, según los representantes de la asociación judía contra la difamación, no consigue reparar el daño hecho.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.