Idea con demasiado ruido y muy poco vuelo

Ricardo Marín
(0)
28 de junio de 2014  

El viernes de la semana pasada, Marcelo Tinelli incorporó a ShowMatch un segmento que desde el nombre en adelante huele a naftalina. "El peor vuelo de su vida" es un descendiente directo de "El peor día de tu vida" y "El peor viaje de tu vida", cámaras sorpresa que en su momento consiguieron despertar muchas carcajadas en VideoMatch.

Un plus, más allá del efecto humorístico que tenían esas propuestas, estaba dado por el asombro que generaba en el público el despliegue de producción con el cual se conseguía engañar a la víctima de la broma. Hoy en día esto ya no funciona de la misma manera. Aquellos que vieron el chiste en su emisión original encuentran en esta nueva propuesta más de lo mismo. Y las nuevas generaciones, que no conocieron el programa de Tinelli sin concursos de baile, saben de sus cámaras sorpresa gracias a YouTube y al boca a boca. Más aún, cuando se ve que desde tantos años la gente sigue cayendo en la misma trampa, el público desconfía. La venta de buzones no tiene un mercado tan duradero.

Para volver a usar una vieja prenda rescatada del arcón de los recuerdos se movió el fuselaje de un avión desde Villa Martelli hasta Morón, se volvió a armar y a pintar la nave completa, trabajaron en la producción 50 actores y 200 técnicos, se pusieron en funcionamiento 2 grúas capaces de mover 70 toneladas cada una, se instalaron 20 microcámaras en la cabina, más 16 cámaras afuera y se armó un sistema de video en las ventanillas del avión para simular un paisaje externo inexistente. Todo para hacer creer a los burlados que viajan en un avión a punto de caer. El público aún no sale de su asombro. Por la poca gracia y lo desproporcionado del operativo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.