Intrigas, fútbol y romance

Una historia de amor y desencuentros entre un árbitro y una partera
(0)
28 de enero de 2002  

La doble puerta que da a los estudios de Pol-ka muestra dos fotos enormes. Una es de Andrea del Boca; la otra es de Dady Brieva, los personajes centrales de "El sodero de mi vida". En la grilla televisiva, esa pareja terminó su historia el viernes último.Y desde hoy, a las 21, será reemplazada por otra: Miguel Angel Rodríguez y Millie Stegman, protagonistas de "Son amores", una nueva tira de la empresa de Adrián Suar, que se verá por Canal 13.

Si la suerte del árbitro de fútbol y la partera sigue la racha de los otros productos de Pol-ka, la doble foto de Rodríguez y Stegman pronto estará en la puerta de entrada de los estudios de grabación. Como antes estuvieron el Nene Carrizo y Vero Vega, de "Poliladron"; Roxy y Panigassi, de "Gasoleros", y la Rubia y Guevara, de "Campeones".

Parece que en esa cocina saben condimentar bien las historias de amor. Y sobre todo, encontrar a la pareja, a primera vista disonante, que encenderá el cariño popular. En este caso, los encargados de darle el punto de cocción exacto serán los mismos autores de "El sodero...", Jorge Maestro y Ernesto Korovsky.

Ni Castrilli ni Sandro

Está claro que el disonante de esta historia es Miguel Angel Rodríguez. En un currículum que incluye sobre todo imitaciones y mucho humor, el ex integrante de la mesa de "Polémica en el bar" acaba de sumar la nada fácil tarea de actuar en una tira diaria. Y de personificar a un árbitro de fútbol tan estricto en la cancha como en la vida. "No. No es Javier Castrilli", aclara Rodríguez para evitar todos los malentendidos. "La idea es no copiar ningún estilo."

Más allá de las comparaciones previas, lo cierto es que Rodríguez será Roberto Sánchez. Sí, como el conocido Sandro, pero odiará que se lo digan aunque él también es de Banfield. Y su historia pronto se cruzará con la de Millie Stegman, Lola en la ficción, casada con su verdadero enemigo de las canchas: Guillermo Carmona (Mario Pasik), un ex árbitro que ahora se convirtió en secretario general de Edafa (la entidad que nuclea a los árbitros) y que utiliza todas sus influencias para manipular los resultados de los partidos.

La primera jugada de Roberto Sánchez no le saldrá bien. En el primer capítulo, que se verá hoy, el hombre deberá dirigir un importante partido, con River como protagonista. Y, estricto como siempre, cobrará un penal que hará que el equipo rojo y blanco pierda el campeonato. Algo que no estaba en los planes de Carmona y que éste utilizará para suspenderlo por tres fechas y bajarlo de categoría.

Esa situación llevará a Sánchez a buscar otros trabajos para mantenerse. Atenderá un maxiquiosco y será chofer de una remisería. Entonces, comenzarán los cruces de esta nueva historia de amor. "Lola lleva tres años casada con Carmona, y ella cree que está todo bien", cuenta Stegman. "Pero cuando se encuentra con Sánchez las cosas empiezan a cambiar. Ella no sabe ni que es árbitro ni que es el enemigo de su marido", agrega.

Mentiras y comedia

Lo que seguirá es una serie de pasos de comedia, mentiras, encuentros y desencuentros que harán que este árbitro recto y obsesivo se enamore de la mujer de su enemigo. Pero, en el medio, se abrirán más historias. Pronto llegarán los tres sobrinos de Sánchez, que viven en el interior (Nicolás Cabré, Florencia Bertotti y Mariano Martínez) y desbaratarán su orden obsesivo; Lola conocerá a la ex mujer de Carmona (Reina Reech), que tiene tantas facturas para pasar que terminará por despertar a Lola de su sueño de matrimonio idílico, y Wilson (Berugo Carámbula), el portero del edificio donde vive Sánchez, enredará todo con su excesiva afición a los chismes.

Tanto para Rodríguez como para Stegman, el ingreso a Pol-ka marca una nueva etapa. El venía de componer personajes en "El Show de VideoMatch" y en "Los Rodríguez". Ella, de recorrer un largo camino entre "Clave de sol", "Naranja y media" y la última, "Luna salvaje", que se vio el año último, por Telefé.

-¿Te sorprendió que te eligieran para este papel?

Rodríguez: -Por completo. Pero me encantó porque yo siempre fui un seguidor de los productos de Pol-ka. Porque me gustan y porque tuve que seguirlos mucho para "VideoMatch", cuando hacía las parodias de "Gasoleros" y "Campeones". Para mí, este trabajo es una bisagra. Me pone a prueba a mí, y supongo que también a la gente. ¡Diez años viendo al payaso y de repente este personaje completamente distinto! Pero yo siempre digo, como trabajo con un elenco extraordinario, va a parecer que yo también trabajo bien ( se ríe).

-¿Y qué te pasó cuando te dijeron que tu pareja iba a ser Miguel Angel Rodríguez?

Stegman: -Quizá tuve esa reacción de decir: "Qué rara la pareja". Pero enseguida entendí lo que quería Adrián (Suar). Además, con Miguel nos conocemos desde hace mucho tiempo. Nos cruzábamos siempre en los pasillos de Telefé y siempre funcionamos muy bien. Pero con respecto a Miguel creo que esto le va a dar la posibilidad enorme de sacarse la careta para demostrar lo bien que trabaja.

Puede ser. En todo caso, ahora les queda el menudo desafío de encontrarse, amarse y odiarse en los cientos de capítulos que están por venir. Y, por qué no, de ocupar, con sus enormes fotos, las puertas de entrada al cielo de las parejas de ficción.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?