Jorge Rial dejó Gran Hermano

Tras aducir problemas personales, le cedió la conducción a Mariano Peluffo
Ricardo Marín
(0)
15 de enero de 2012  

Con una emisión especial que consiguió un promedio de 11,6 puntos y se ubicó en el tercer puesto entre los programas más vistos del día, anteayer Jorge Rial concretó la decisión que dio a conocer una semana atrás en su programa de radio La Red, Ciudad Goti K , cuando anunció que para el 15 de enero ya no sería más el conductor de Gran Hermano 2012.

La gala especial giró totalmente sobre la persona del conductor saliente que protagonizó una serie de situaciones especialmente preparadas para generar grandes dosis de emotividad y resaltar su imagen como figura emblemática del ciclo en nuestro país.

La emisión se inició como es habitual con un repaso de lo que sucedió en la casa que habitan los participantes durante los últimos días. Rial presentó varios clips sobre los primeros momentos de Noelia y Tomasito que ingresaron luego de la ida de Juan Manuel y de Nazareno. También repasó la sorpresiva salida de Dolores, que había ingresado junto con aquellos dos y aguantó sólo unas horas el encierro.

Luego Rial abandonó el atril que utilizaba en el estudio para conducir y anunció que a partir de ese momento ya no era el conductor del programa. Luego entró a la casa para conversar con los participantes. En medio de la charla pidió permiso para dirigirse al confesionario. Allí, el conductor mantuvo una charla con la voz que representa a Gran Hermano en la que, entre otras cosas, dijo que le había sido muy difícil tomar la decisión de renunciar. "Me voy por una cuestión absolutamente personal, por una cuestión física, si no nunca dejaría Gran Hermano . De hecho, no lo voy a dejar nunca porque me siento parte de esto", declaró el conductor que por una afección coronaria tiene colocado un stent.

Después de eso dijo que iba a apretar el botón rojo, para irse como cualquier participante que quiere abandonar el juego y luego de lo cual no hay vuelta atrás. Lo hizo y salió a despedirse de los participantes que lo esperaban con cara de no entender demasiado a que se debía semejante puesta en escena. Rial les explicó que ésta era su última gala y les presentó al nuevo conductor: Mariano Peluffo, que apareció en el plasma e intercambió algunas palabras con los participantes y con él.

Luego Rial cruzó la puerta para pasar a la casa de al lado, donde lo esperaba el nuevo conductor. Ambos charlaron y vieron un video de los años de Rial en el reality. Minutos después se reencontraron en el estudio, donde Rial se despidió, volviendo a mostrarse emocionado.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.