La hora del miedo

Marcelo Stiletano
(0)
14 de enero de 2004  

Cuesta encontrar en los espacios que la TV abierta le dedicó al cine durante los últimos años un fenómeno de coincidencias y paralelismos tan fuerte como el que se registra, en el también concurrente horario de los sábados a las 22, entre "Gritos en la noche" y "Terrormanía".

Casi está de más decir que tanto el primero, ciclo de América que se inició en noviembre de 2003 y que el sábado último cedió su espacio a la apertura del festival folklórico de Jesús María, como el segundo, cuyo regreso a Telefé se produjo la semana anterior con las mismas características del que conocimos un par de temporadas atrás, se dedican a partir de su título a programar películas de miedo y rendir culto a un noble género cinematográfico que los conductores de ambos programas admiran y conocen.

* * *

En la corta trayectoria de "Gritos en la noche" quedó demostrado que al ex "Montaña rusa" Sebastián de Caro no le falta criterio para llevar adelante una propuesta de estas características, con algunos títulos valorados o considerados "de culto" y una apertura impagable gracias al clásico "La noche de los muertos vivos".

Por el lado de "Terrormanía", pocos conductores televisivos como Axel Kuschevatzky (uno de los responsables, además, de la programación de cine de Telefé) son capaces de reunir una amplia especialización en la materia y un aire juguetón en las presentaciones especialmente propicio para hablar de un género que cada vez parece más dispuesto a parodiarse a sí mismo.

La bienvenida presencia de estos ciclos sugiere, además, un camino por el que ya se transita con cierta frecuencia en el mundo del cable y que perfectamente podría extenderse en los canales de aire: espacios cinematográficos agrupados y organizados temáticamente con el apoyo de algún crítico o especialista en condiciones de aportar algún plus con informaciones, datos, anécdotas o curiosidades (para la apertura y el cierre de la proyección) que fuera más allá de los lugares comunes. Así lo hicieron, en la mejor época de "Función privada", Carlos Morelli y Rómulo Berruti.

* * *

Esta presencia casi selectiva del cine de terror en la programación de la TV abierta puede leerse, a la vez, como una suerte de aperitivo de lo que muchos anticipan como un año que le prestará bastante atención al género desde las producciones de ficción. La tendencia que en otras temporadas se orientaba hacia las producciones de corte policial, los relatos costumbristas o las historias en torno de la marginalidad parece desplazarse este año, al menos en parte, hacia el mundo del terror.

Así parece insinuarlo, por ejemplo, la apuesta fuerte de Ideas del Sur por la miniserie "Juegos dementes", inspirada en la exitosa fórmula de terror en ámbitos juveniles acuñada por films como "Destino final" o "Sé lo que hiciste el verano pasado", que se verá a partir de mayo en Telefé con la actuación protagónica de Mariano Martínez, Dolores Fonzi y Juana Viale.

Y también, aunque todavía está menos publicitada, la idea de Canal 13 de llevar adelante una nueva versión de "El hombre que volvió de la muerte", con Alfredo Alcón en la piel del personaje al que en su momento hizo brillar el gran Narciso Ibáñez Menta.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.