Farsantes. Las leyes de la vida