Los ángeles de la mañana: farándula y política en un nuevo magazine mañanero

Con un buen rating, debutó en canal 13 el programa de Ángel de Brito
Martín Fernández Cruz
(0)
2 de mayo de 2016  • 15:05

La patria panelista agrega hoy un nuevo integrante a la familia: Los ángeles de la mañana. Con la conducción de Ángel de Brito y un panel femenino de lo más variado (integrado por Mercedes Martí, Yanina Latorre, Miriam Lanzoni , Andrea Taboada, Carmela Bárbaro, Noelia Antonelli, Analía Franchín y Nancy Pazos ), el ciclo busca afincarse en un horario clave de la grilla: la mañana. Pero en el programa, hay un inevitable gusto a repetido.

Los ángeles de la mañana parte de una idea sencilla, armar un magazine cuyo panel le permita al programa recorrer el rubro que más interés genere, según dicte el minuto a minuto. Hasta hace algunos años, los paneles estaban conformados según el eje central del programa (política, humor, televisión, etc), pero todo cambió radicalmente cuando El Diario de Mariana vio crecer notablemente su rating al abandonar el humor para centrarse en el caso Ángeles Rawson. A partir de ahí, los productores entendieron que los paneles debían ser variados, porque si un tema político no rendía, inmediatamente había que tener cintura para pasar al escándalo de turno, y para eso era importante tener panelistas relativamente especializados en todo tipo de rubros. Este concepto tan sencillo pero tan efectivo es también el eje de este nuevo programa.

El debut tuvo dos tópicos centrales: por un lado se habló de Leonardo Fariña y de los allanamientos a las propiedades de Lázaro Baez, y luego hubo un dúplex con el programa de Jorge Lanata en radio Mitre, con el que siguieron hablando de los mismos temas. El acierto de comenzar el programa con el caso Fariña, es que el tema del ex de Karina Jelinek da tela para cortar desde todos los ángulos posibles, comenzando por el aspecto criminal del asunto, para terminar vinculando esa investigación con Rossi y cómo repercutió en el matrimonio con Iliana Calabró. El otro tópico fue el "caso Matías Alé", con la presencia de María del Mar en vivo. Bajo un rimbombante zócalo que decía "María del Mar revela espeluznantes declaraciones del brote psicótico de Ale", la aspirante al "Bailando por un sueño 2016" habló sobre su situación, y más que contar esos espeluznante detalles, tuvo que defenderse de una Yanina Latorre que la atacó una y otra vez, cumpliendo a rajatabla el papel de "mala" que tan bien le sale. Pero fue en ese momento que el rating, que venía arrimando los 6 puntos, bajó parcialmente a poco menos de 5, perdiendo el primer puesto a manos de Morfi, donde Rozín estaba con Karina Jelinek (casualmente, otra gran protagonista del caso Fariña).

Si bien en su emisión debut logró dominar el rating con ajustada comodidad, Los ángeles de la mañana aún tiene por delante la tarea de descubrir qué espera la audiencia en ese horario: si la política, si la farándula, o quizás la farandulización de la política. Y en ese camino, puede que la clave del éxito esté no solo en un panel multicolor, sino más bien en ver a las panelistas aprendiendo el ejercicio de meterse en temas que no necesariamente son los que mejor dominan (buen ejemplo de eso fue Nancy Pazos dando una opinión lapidaria sobre el caso Alé, que le dio al debate otro color). Por lo pronto, Los ángeles de la mañana en su primera emisión se mostró como un primo directo de El Diario de Mariana. Si el rating no acompaña, Los ángeles... deberá reinventarse para no correr el riesgo de medir menos que el gran imbatible de las mañanas: El Zorro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.