Suscriptor digital

Los herederos del Kaos

Blog, La liga y Argentinos, por su nombre recuperan algo del espíritu del programa que se estrenó por la pantalla de Canal 13 en 2002. Parte del equipo original se reparte en estos ciclos que están hoy en pantalla
Natalia Trzenko
(0)
20 de septiembre de 2006  

Corrían los primeros meses de 2002 y el país estaba todavía encendido por la crisis. El 7 de marzo la tapa del diario hablaba de misiones enviadas para negociar con el FMI, de los ahorros atrapados en el corralito y del juicio político a la Corte Suprema. Ese mismo día, esa misma noche comenzaba un programa de televisión por la pantalla de Canal 13: Kaos en la ciudad.

La magnitud de la crisis económica y social en la Argentina era tal que hoy, apenas cuatro años después, cuesta mirar atrás y ver lo que era, cómo era. No había lugar para autoengaños y mucho menos engaños ajenos. Y en aquel contexto en el que la palabra crisis no llegaba a reflejar lo que pasaba en la calle se necesitaron imágenes y sonidos. De ese momento, de ese espíritu de época que era todo desesperanza nació Kaos en la ciudad . Aquel ciclo, creado y conducido por Juan Castro, comenzó a emitirse por la pantalla de Canal 13 con una fecha de expiración corta: cuatro emisiones le otorgó el canal a la productora Endemol, pero sobre todo a Castro, alma del proyecto, para probar que el vapuleado televidente argentino quería ver esas historias que sucedían en el departamento de al lado, tan cerca y tan lejos al mismo tiempo.

Cuatro emisiones más tarde -hechas ad honórem, conviene recordar-, Kaos se había asegurado su espacio. Y algo más. Aunque por esos tiempos era imposible prever lo que hoy, cuatro años después, alcanza con prender la TV para constatar: los ciclos periodísticos aprendieron de Kaos y hoy el espíritu de aquel programa que comenzó con todas las de perder recorre un género que después de él ya no fue el mismo.

Lo marginal como tema, la edición vertiginosa, una agenda que mezclaba el compromiso social con la frivolidad y las conductas sociales con las sexuales y, sobre todo, un equipo frente a cámaras dispuesto a quitarse la solemnidad como un saco viejo y a privilegiar la personalidad frente a la objetividad. Todo eso fue Kaos .

Tal vez esta herencia sea más notable en Blog (Canal 9), Argentinos, por su nombre (Canal 13) y La liga (Telefé), porque en todos ellos trabajan integrantes del ciclo de Castro o quizá porque comparten con aquél el hecho de ser "programas generacionales". Al menos eso piensa Martín Ciccioli, uno de los columnistas originales de Kaos, que hoy se sienta a la mesa de Andy Kusnetzoff en Argentinos, por su nombre . "Hasta ahora, Kaos fue la mejor experiencia televisiva que tuve. Y Argentinos me recuerda mucho a aquella época. Son programas con espíritu, con mística, de esos que los estudiantes de periodismo sueñan, como sucede con CQC también. Programas generacionales de gente que creció en la misma época, que comparte el mismo ADN", dice el periodista que ahora, como antes, comparte la mesa con Carla Czudnowsky, esa que ampliaba el espectro de lo que se podía discutir sobre sexualidad en la TV mucho antes de que Florencia de la V protagonizara la comedia familiar de las 21 en Telefé.

Hay equipo

"Trabajé con Juan siete años, desde la época de Zoo [América], el antecedente de Kaos, que era un programa que apareció justo en el momento en que la gente quiso saber, sacarse el antifaz y que alguien irreverente le escupiera la verdad en la cara. En ese contexto apareció Kaos . Y eso de contar historias desde distintos puntos de vista -cada uno de nosotros era en realidad un álter ego de Castro- me parece que fue recuperado por La liga , aunque en el caso de ellos se trate de mostrar distintos lados del mismo tema", recuerda Czudnowsky, que de lunes a viernes conduce el ciclo Tú perdonas... yo no por Radio Spika.

Aunque frente a las cámaras el equipo de Blog nada tiene que ver con el de Kaos , detrás de ellas muchos de los integrantes de esa producción aparecen en ésta. Un nombre de antes y de ahora es el de Rubén Vivero, mano derecha de Castro en el pasado y responsable de los contenidos periodísticos de Endemol en el presente. Para él, Kaos marcó una época, pero no apareció en el vacío. "No creemos haber inventado todo. Antes estuvieron Punto doc y El otro lado . Pero el punto de ruptura que marcamos con esos programas fue que no creíamos que el periodista debía ser más serio que la nota que hacía. Eso tenía que ver con Juan, al que le importaba lo que le pasaba a la gente y también lo frívolo. El programa era una plataforma para su personalidad", dice Vivero, al que después de la trágica muerte de Castro y, por ende, del programa, le pedían nuevos Kaos por todos lados. Pero aquel programa no era una fórmula que se pudiera repetir con otros participantes.

"El ciclo que hacemos hoy, Blog , es mucho más clásico. De todos modos, si hoy existiera Kaos sería distinto. En ese momento, la gente descubría que había un montón de personas a las que les iba mal, que les podía tocar a ellos y tenían necesidad de ver lo que pasaba. Ahora nadie quiere escuchar hablar sobre la gente que come los restos desechables de la vaca como nosotros mostramos. Debe ocurrir igual, pero ahora no entra en la agenda de temas de los programas", concluye Vivero.

Sustancia y forma

A María Julia Oliván el recuerdo de esa agenda temática sigue asombrándola. "La mezcla de los temas frívolos con los de compromiso social, la denuncia con las notas de color de Ronnie [Arias]. Para mí fue una manera de mostrar más mi personalidad. Me parece distinto de lo que pasa en La liga, porque ahora experimentamos lo que viven los sujetos de las notas, mientras que en Kaos hacíamos reportajes desde nuestra personalidad", explica Oliván.

Para todos los involucrados en aquel programa que duró dos temporadas, que nunca ganó un Martín Fierro y que iba por la tercera -la que sería la mejor, según su productor- cuando falleció Castro, hubo un antes y un después de Kaos . Y todos coinciden en que el motor de esa influencia que hoy se ve hasta en los informes de nueve minutos de los noticieros tuvo nombre y apellido: el de su conductor.

"El recuperó para la TV el género testimonial. Cuando iba a hacer una nota conectaba con la gente", dice Ciccioli. "Con su carisma, Juan desbordaba la pantalla", agrega Oliván, y Czudnowsky concluye, para que no queden dudas: "Juan tenía tanta confianza y seguridad en lo que hacía que contagiaba. Era una persona creíble; no hay muchos conductores con ese carisma. Y ninguno tan pero tan lindo como él".

Sustancia y apariencia: la fórmula patentada de un Kaos que tiene herederos.

Antes y después

  • Kaos en la ciudad: comenzó el 7 de marzo de 2002 por la pantalla de Canal 13. El 5 de marzo de 2004 murió su creador, Juan Castro, y se cerró el ciclo de un programa que marcó huella.
  • Argentinos: se emite por Canal 13 los lunes cerca de la medianoche. Lo conduce Andy Kusnetzoff, que también lo produce junto a sus socios de Mandarina. Lo acompañan Martín Ciccioli y Carla Czudnowsky.
  • Blog: tiene el mismo equipo de producción que Kaos , pero con la impronta de su conductor, Daniel Tognetti. Se ve los lunes, a las 22.15, por Canal 9.
  • La liga: los martes, a las 23.30, por Telefé, cuenta historias desde el punto de vista de sus cuatro conductores.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?