Más intrigas que amores

Ricardo Marín
(0)
25 de noviembre de 2013  

Taxxi, amores cruzados / Autores: Osvaldo Canis y Marisa Quiroga / Elenco: Gabriel Corrado, Catherine Fulop, Nicolás Riera, Rocío Igarzábal, Jorge Marrale, Maite Zumelzu, Jorge D’Elía / Producción ejecutiva: Maru Mosca / Dirección: Diego Palacio, Viviana Guadarrama, Juan Pablo Laplace / Horario: lunes a viernes, a las 16 / Canal: Telefé.

Nuestra opinión: buena

Hubo un tiempo en que las telenovelas de la tarde tenían que contar necesaria y exclusivamente una historia de amor inserta en una matriz melodramática. Hoy eso no pasa.

La costumbre se fue perdiendo un poco cuando, además del relato de las resistencias que debía vencer la pareja central para concretar su deseo amoroso, se empezaron a incorporar, con objetivos pedagógicos, tramas basadas en temas de interés social. Otros géneros, como el policial, el thriller y hasta la ciencia ficción se fueron colando, como quien no quiere la cosa, en las propuestas destinadas antaño prioritariamente a las amas de casa. La propuesta de Taxxi, amores cruzados abreva con ganas en esta nueva tendencia. Cuenta muy marcadamente dos historias, con muy diferentes resultados. Una de ellas es una historia de amor, apasionado y nacido a primer contacto, entre Lucía, una señora madura (extraordinariamente bien conservada que interpreta Catherine Fulop) y el joven Diego (Nicolás Riera), a cuyo personaje le faltaron unos minutos de cocción por parte de los autores para estar a la altura del rol que debería jugar en la historia. La otra es una trama de suspenso con ingredientes de ciencia ficción, que es la que dota al programa de la cuota de interés necesario para enganchar a la audiencia episodio tras episodio.

No sólo el romance, sino hasta la posibilidad de atracción entre Lucía y Diego no terminan de ser creíbles. Sobre todo que el deslumbramiento inicial que puede haber generado en Lucía la aparición de un joven físicamente atractivo, simpático, audaz y persistente para encarar a las mujeres, y embelesado con ella, se mantenga en el tiempo. Lo que muestra el personaje de Diego no permite ver en él las actitudes y el carácter que debería tener (más allá de su edad cronológica) para conquistar a una mujer que lo dobla en edad y experiencia.

En contraposición a esto, la historia del complot que teje el doctor Moretti (Jorge Marrale), para vengarse de Martín despierta la intriga con un tratamiento que va sumando elementos que ahondan el misterio, mientras va develando las causas que en el pasado generaron las condiciones para la situación actual. En esta trama, la historia de amor (también de edades discordantes) entre Martín (Gabriel Corrado) y Tania (Rocío Igarzábal) resulta anexa -y falsa en lo que a la joven respecta-, con lo cual, por ahora no presenta los problemas de credibilidad que tiene la anterior.

Por otro lado, la realización del programa se vale para algunas escenas de ciertos recursos pasados de moda, fruto probablemente de inconvenientes presupuestarios, que la opacan. Igualmente, el resultado general muestra la experiencia y el manejo del oficio que poseen quienes están detrás de este proyecto, que lo convierten en una interesantes telenovela de la tarde.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.