Piden mejorar los contenidos

Hubo fuerte reclamo por los horarios
(0)
14 de septiembre de 2006  

Calidad de los contenidos, cumplimiento de los horarios y respeto a los televidentes definen la responsabilidad que los canales de televisión deberían tener con la sociedad. A esa conclusión se llegó, anteayer, en la charla sobre este tema que se realizó en la Cámara Argentina de Comercio.

"En materia de responsabilidad social, está todo por hacerse", dijo Celina Lecouna, productora de telenovelas como El refugio y una de las panelistas invitadas a la disertación. "Debemos ser más responsables y poner el tema en discusión", agregó.

Uno de los elementos que en la charla definieron el compromiso social de los canales de TV fue el cumplimiento de los horarios. "La responsabilidad de las emisoras con la sociedad está pintada de cuerpo entero en los slogans de Canal 13 y Telefé, «En casa» y «Buena fe», pero en la práctica esto no se da", indicó el columnista de LA NACION, y otro de los panelistas de la charla, Marcelo Stiletano.

Si éste es el escenario, ¿por qué el Comité Federal de Radiodifusión (Comfer) no actúa, sobre todo si se está infringiendo la ley de radiodifusión? "Falta un marco institucional adecuado", explicó otro de los integrantes de la mesa de debate, Antonio Ambrosini, director primero de la Asociación de Telerradiodifusoras Argentinas (ATA) y director de Relaciones Institucionales de Telefé.

El directivo participó, el lunes pasado, de la reunión que esta agrupación de canales privados tuvo con el interventor del Comfer, Julio Bárbaro. "La idea fue fijar criterios para que en los próximos meses los horarios se vayan ajustando", explicó a LA NACION Ambrosini. "Va a ser un proceso lento, porque además de la voluntad de los programadores de los canales hay que tener en cuenta aspectos comerciales y artísticos", completó. Es decir que los auspiciantes ya determinaron pautas publicitarias en la franja horaria que se corrió y que los canales tienen grabados programas con duraciones para extender los horarios.

"El Comfer no tiene autoridad moral para hacer cumplir la ley", señaló a LA NACION Lecouna.

Quienes miraban desde lejos el debate por los corrimientos horarios eran los otros dos integrantes del panel: Héctor Huergo, del Canal Rural, y Liliana Sabbatella, de la Cámara Argentina de Empresarios Culturales.

Autorregulación

El lunes último el Comfer dio marcha atrás con la propuesta de multar a los canales que incumplen los horarios, porque las emisoras privadas se comprometieron a finalizar con esta infracción mediante la autorregulación.

"La TV se puede cuidar sola. Los excesos de libertad se pueden resolver con mayor libertad", dijo en la conferencia Ambrosini, para fijar la posición corporativa de los canales sobre los intentos de regulación del Comfer.

El directivo dejó entrever que el poder está en manos del espectador. "Cuando la gente madura, madura la pantalla", expresó. "El rating es un sistema democrático y el control remoto es un arma terrible", añadió.

Otra fue la opinión de Stiletano. "El veredicto del rating no implica valoración", planteó el periodista. El columnista argumentó que hay diferentes maneras de mirar TV: ver sin prestar atención al contenido, mirar para sentirse acompañado y consumir de manera activa. "Esta última es la más difícil de medir en términos de rating", dijo Stiletano para rechazar esa frase hecha de los programadores de TV que dice que el rating indica lo que la gente realmente quiere ver.

Si la TV redefinió el pacto de fidelidad con el espectador, también lo hizo con los productores de televisión. "El corrimiento de los horarios nos permite plantear nuevos convenios con los canales para que esto no suceda con nuestros próximos programas", dijo Lecouna, que sufrió los diferentes movimientos de días y horarios de El refugio. "La gente está cautiva. Es necesario que el público se queje", completó.

"En comparación con la responsabilidad social que tiene el Estado, la discusión sobre los horarios de la televisión parece un tema menor", señaló Ambrosini.

¿Cuáles son los espacios de defensa que tiene el espectador? "Pocos", contestó a LA NACION Beatriz Orlowski de Amadeo, vicepresidenta de FundTV e integrante de la mesa de debate. "Esta fundación intenta ser un espacio no tanto de reclamo, sino de comunicación entre el espectador con los canales", concluyó.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.