Quién quiere ser millonario: el papá de Aaron, el nene ciego que tiene que operarse en China ganó 300 mil pesos

En septiembre es la operación de Aaron y la familia todavía no tiene el dinero suficiente para el viaje.
En septiembre es la operación de Aaron y la familia todavía no tiene el dinero suficiente para el viaje.
(0)
15 de junio de 2019  • 01:19

La historia de Aaron Alostiza circula por las redes sociales desde principios de este año. Por eso, cuando apareció en la platea de Quién quiere ser millonario , alentando a su padre Leandro junto a su hermano mellizo Brandon y a su mamá, los televidentes no necesitaron más explicaciones.

El nene rosarino de diez años nació prematuro y esto le dejó como secuela una retinopatía de grado 5, una condición que no permite que se le desarrolle la retina. Los papás de Aaron consultaron a todo tipo de especialistas argentinos pero ninguno les brindó la respuesta que querían. Hasta que descubrieron un tratamiento en China que, como explicó su padre, "le podría devolver entre un 20 y un 50% de la vista".

La familia tiene cita para el 9 de septiembre pero todavía no llegan al dinero necesario para poder hacer el viaje. Abramos los corazones por una luz para Aaron es la cuenta que tienen en las distintas redes sociales y que sirvió como trampolín para generar una serie de acciones en busca de fondos. Aunque Leandro le contó a Santiago del Moro que ya juntaron "25 mil dólares" todavía están muy lejos del objetivo.

"Ese tratamiento que se hace en China con células madre nos devolvió a nosotros la esperanza como padres para poder hacer algo con él. Ya hemos visto varios casos en los que el tratamiento ha funcionado en mayor o menos medida. Uno como padre siempre trata de hacer lo imposible por sus hijos", contó Leandro.

"Estamos muy emocionados y re nerviosos", dijo Aaron desde la platea. A lo largo de la noche terminó sentado junto a su padre, y hasta se dio el gusto de ser, por un rato, el conductor del programa.

Mientras perseguía el sueño de conseguir la mayor cantidad de dinero para el viaje, Leandro explicó: "Cuando nacieron pesaban más o menos un kilo cada uno. Estuvieron tres meses en Neonatología. No tenían casi expectativas de vida, así que era ir todos los días en el colectivo sin saber si, cuando llegábamos a Neo, nos iban a dar una mala noticia. Fue durísimo. Cuando nos dijeron que Aaron iba a ser ciego también fue difícil pero con el tiempo nos dimos cuenta de que teníamos la suerte de tenerlo con nosotros". Hoy Aaron no pierde el buen humor y su hermano mellizo Brandon lo apuntala: "Él es muy compañero, solidario, lo ayuda muchísimo. Siempre estuvo ahí para él".

La familia Alostiza terminó la noche con 300 mil pesos, que acercan las distancias a la posibilidad de que Aaron pueda ver: "Nosotros lo que queremos es darle todas las herramientas para que el día de mañana, cuando nosotros no estemos, pueda salir adelante", concluyó su padre.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.