Susana Giménez, en C5N: "No soy peronista, pero soy 'evitista' a muerte"

La diva habló además sobre su presente sentimental, su relación con la tecnología y reveló si cree que tendrá una sucesora
La diva habló además sobre su presente sentimental, su relación con la tecnología y reveló si cree que tendrá una sucesora Crédito: Prensa C5N
(0)
10 de agosto de 2019  • 15:49

Susana Giménez viajó a Cataratas del Iguazú para la presentación de un hotel y fue la protagonista del programa Nara que ver, emitido por C5N. Allí, en principio, se mostró una entrevista realizada por la conductora del ciclo, Nara Farragut, en la que la diva habló sobre todo: sus inicios, la serie sobre la vida de Carlos Monzón, sus presente sentimental y su relación con su hija Mercedes, que viajó junto a ella.

En principio, Susana recordó a Isabel Sarli, otra de las grandes divas nacionales. "Era lo más bueno y naif. La gente la juzgaba, pero ella era la persona más tímida del mundo", dijo. También, se refierió a otra de sus ídolas: Eva Perón. "Yo no soy peronista, pero soy 'evitista' a muerte", confió en otro tramo de la entrevista. A pesar de que desde hace tres décadas es la reina del rating, Susana aseguró que cada vez que inicia un ciclo, vuelve a sentir los mismos nervios. "Me pasa todos los programas, pero sobre todo en los debuts. Todos me dicen 'como podés estar nerviosa después de 30 años'. pero me pasa. Me importa el rating", expresó.

También se refirió a los cambios que se produjeron en Telefe con la llegada del grupo Viacom. "Desde que los americanos compraron el canal se ha invertido muchísimo. Se puede ver en las escenografías, en los baños... Y en las luces frías. Antes, si me ponía un vestido de lana tenían que sacármelo como si fuera una curita", confesó.

Susana reconoció, además, que no se siente cómoda al ver que hablan sobre ella en los programas de chimentos. "Me siento pésimo. Hay muchos programas de panelistas que tienen que llenar dos horas hablando sobre nosotros. Pero lo entiendo, porque son programas menos costosos y estamos pasando momentos bravos económicamente", reconoció.

Con respecto a su errática relación con las redes sociales, la diva concedió que muchas veces se siente sobrepasada por la tecnología. Y sobre las selfies que, sin quererlo, terminó publicando en su cuenta de Instagram, afirmó: "Casi me muero. La otra vez estaba en la cama, a punto de leer un libro, con la luz que me daba desde atrás. No sé que hice, me saqué una foto y la publiqué. Todos deben haber pensado 'qué bicho, este'", se río de sí misma.

"El éxito de la serie tiene que ver con el amor que la gente siente por Carlos Monzón. Nuestra relación fue muy pasional. Nos conocimos filmando la película- La Mary-; primero nos hicimos amigos y después, bueno, ya saben", repasó una de sus grandes historias de amor. Además, contó que no brindó su autorización a los guiones de la serie. "Vinieron a verme los productores y hablaron conmigo. Les conté cosas que no podían creer. Fueron muy respetuosos y amorosos", señaló.

Además, aseguró que se siente "muy cuidada" con respecto a cómo decidieron retratarla en la ficción. Sin embargo, días atrás se mostró muy ofuscada porque en la serie el personaje de Monzón le propina una paliza a su personaje mientras están en Montecarlo, un hecho que según ella nunca ocurrió. La diferencia entre aquellos dichos y estos se debe a que esta entrevista emitida por C5N fue grababa.

Susana Giménez, durante su "escapada" a las Cataratas junto a su hija, Mecha
Susana Giménez, durante su "escapada" a las Cataratas junto a su hija, Mecha Crédito: Instagram Susana Giménez

La diva, claro, dio también precisiones sobre su presente sentimental. "Me divierto mucho más que estando casada. Ya no me enamoro. Ya pasó. Tuve amores y ahora estoy más tranquila. Nadie me hace sufrir. Al principio, todo es fabuloso, pero después...", indicó.

Hablando de sus amores, Susana no pudo evitar referirse al más importante: el de su hija Mercedes: "Es una relación muy fuerte. Nos amamos con locura, aunque a veces me agota y la mataría. Mecha es mi antítesis, aunque a veces la llamo y digo 'soy yo', porque habla muy parecido a mí. Además, tiene el pelo cada vez más claro", bromeó.

"Tengo mucho más de lo que soñé, pero lo logré con mucho trabajo y esfuerzo", indicó al final del reportaje. Y cuando le preguntaron si se siente una diva y si cree que tendrá una sucesora explicó: "Diva es un nombre que te ponen a medida que vas envejeciendo. ¡A una chica de 20 años nadie le dice que es una diva! Sobre los reemplazos... Nadie pude reemplazar a nadie. A las estrellas como Marilyn Monroe o Sophia Loren todas quisieron copiarlas, pero nadie pudo".

Después de la entrevista, la conductora presentó un clip en el que se veía a la diva a y a su hija Mecha, disfrutando del paisaje. Mercedes, de hecho, no conocía las Cataratas. "Gracias a Dios, la gente no me reconoce mucho. Para mí Susana es mi mamá. Cuando iba al colegio no quería que me fuera a buscar", recordó la heredera, poco adepta a la declaraciones públicas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.