TV más allá de Hollywood

The Slap y Les Revenants, ficciones atípicas con mucho en común
Natalia Trzenko
(0)
27 de noviembre de 2013  

Dos series de ocho episodios cada una que usan como título de sus capítulos los nombres de sus protagonistas. Dos ficciones que toman a esos personajes para presentar historias complejas desde todos los puntos de vista posibles. The Slap y Les Revenants son dos relatos imperdibles que, a partir de esta noche y por esas cuestiones de la programación televisiva, compartirán día de emisión. Hoy, a las 22, por Sundance Channel se estrena The Slap , una serie australiana que a partir de un incidente familiar, difícil pero no especialmente dramático, construye una narración atrapante. Un estudio de sus personajes y sus circunstancias, adaptadas de una reconocida novela del autor Christos Tsiolkas, que consigue una notable profundidad y emoción sin descuidar el entretenimiento.

Cada capítulo de The Slap comienza con la voz en off del relator que sirve como disparador de lo que vendrá. En el caso del primer episodio, titulado "Hector", se trata del festejo del cumpleaños número 40 de un hombre felizmente casado, que despierta el día de la fiesta que su mujer prepara con esmero soñando con otra. A partir de allí se desplegarán una variedad de conflictos tan cotidianos, tan corrientes, que podría tratarse de la vida de cualquiera, nada digno de ser una ficción televisiva, y sin embargo, pocas historias merecieron contarse tanto. Las discusiones con los hijos, los resentimientos de pareja susurrados al pasar, la presión de los padres, las diferencias insalvables entre amigos de toda la vida y un incidente -la cachetada del título- que pondrá en evidencia lo que hierve bajo la superficie. Y todo eso sólo en el primer episodio.

Lo que seguirá es un efecto dominó emocional para cada uno de los personajes de este drama que el año pasado fue nominado a los premios Emmy internacionales. Esos mismos galardones que anteanoche le entregaron la codiciada estatuilla a la francesa Les Revenants, que se emite los miércoles, a las 21, por la señal premium Max.

Los muertos que hablan

La serie, ambientada en un pequeño y pintoresco pueblo, utiliza una línea de tiempo inquieta que va y viene entre el presente sombrío y el pasado trágico de cada uno de los personajes centrales. Con muchos elementos del cine de terror, aunque matizados por el drama familiar, el relato romántico, varios ingredientes del policial y los relatos sobrenaturales, Les Revenants propone una historia en la que, para algunos, la muerte no es el final: es apenas una pausa para tomar envión y volver a caminar entre los vivos, iguales a cuando murieron, aunque, claro, sólo en apariencia.

Unidos por sus trágicos finales y sus inexplicables retornos, los personajes centrales volverán de la tumba sin recordar sus decesos ni percibir el paso del tiempo. Así, la serie comienza siguiendo a Camille, una adolescente que regresa a su hogar como todos los días, aunque un poco desconcertada, porque no recuerda cómo terminó el viaje de estudios al que iba a regañadientes. El problema es que desde esa mañana hasta la tarde de su regreso pasaron más de tres años y un accidente en el que ella murió junto con todos sus compañeros.

Camille no será la única que reaparecerá en el pueblo, justo al mismo tiempo que una represa cercana empieza a perder agua sin que nadie pueda explicar cómo ni hacia dónde. Por allí también deambularán Simon, un joven músico en busca de su novia a la que no puede encontrar en el departamento que compartían, y Victor, un niño que provoca ternura y espanto por partes iguales.

The Slap. El ciclo con Melissa George se estrena esta noche, a las 22, por el Sundance Channel.
The Slap. El ciclo con Melissa George se estrena esta noche, a las 22, por el Sundance Channel.
Lejos de las imágenes de zombis que el cine y el éxito de la serie The Walking Dead volvieron a poner de moda en los últimos años, Les Revenants prefiere explorar el suspenso y el terror más psicológico que el gore, y al darle flexibilidad al género construye un relato atrapante. Tanto que, aun antes del triunfo de anteanoche en los Emmy, la serie francesa consiguió llamar la atención de la industria de TV norteamericana. A&E ya está preparando su propia versión de la ficción y le encargó la adaptación a Carlton Cuse, conocido por su trabajo como guionista y productor de Lost, que ya trabaja en la emisora con otro relato que borra las líneas entre el drama familiar y el horror: Bates Motel.

Más allá de lo que vaya a suceder con la adaptación de Les Revenants a los gustos, usos y costumbres de la pantalla norteamericana - The Slap tuvo la propia, que nunca llegó a emitirse-, lo cierto es que estas dos series permiten vislumbrar algo de la muy buena ficción televisiva que se produce más allá de Hollywood.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.