Yanina Latorre y una inesperada confesión: "Estuve enamorada de Claudio Paul Caniggia"

Mientras recordaba sus días como botinera, la panelista sorprendió al aire con una revelación
Mientras recordaba sus días como botinera, la panelista sorprendió al aire con una revelación Crédito: Instagram
(0)
29 de abril de 2020  • 13:27

Esta miércoles, mientras en Los ángeles de la mañana trataban el tema de Sebastián Villa, el jugador de Boca acusado de maltratar a su novia , Yanina Latorre contó cómo es la vida de una mujer al lado de un futbolista y reveló detalles exclusivos sobre su pasado de botinera: "Fui una sometida".

"Yo vivía a expensas de él. Le cortaba las uñas, el pelo, le pedía turno en el médico. Él era un tipo educado. Yo le manejaba los contratos, vivíamos bien. Pero cuando él entraba en el vestuario, se convertía en uno más de ellos: que no te miren, no hables fuerte, no te vistas así", comenzó a relatar la panelista del programa matutino de eltrece, recordando su pasado.

Enseguida, el arsenal de anécdotas sorprendió a sus compañeras: "El tipo me clavó un perro porque creía que de esa manera no lo iba a engañar. Un día me pidió que se lo lleve a la concentración y cometí el error de ponerme bucaneras. Entré, todos me miraron y él 'me limpió' rápido. Ni bien me subo al auto, me llamó y me insultar por un jean y unas botas", recordó.

Hablando de todo lo que tuvo que soportar junto a su marido Diego Latorre , agregó: "El domingo, si ganaba todo bien, pero si perdía, preparate. Estaba deprimido, había que hacer silencio, no se iba a comer afuera ni al shopping y se sentaba a ver las jugadas y a tomar whisky. Había que sufrir con él. Evidentemente estaba muy enamorada, aun sigo acá, sino no hubiera pasado por todo esto".

Mientras aseguró que durante esos años fue "una sometida que no tenía proyectos propios", la mediática continuó: "Fui la madre, lo cuidé, en ese momento te despersonalizás. Le ataba los cordones porque ni siquiera sabe ponerlos en las zapatillas. Te metés en la mente que él es una estrella, que hay que venerarlo. Me arrepiento de haber sido tan sometida. Y cuando me liberé, me cagó. Si yo hacía esto que hago ahora hace 20 años, me mataba. Le costó asumirlo", confesó.

Sorprendidas por su relato y con miles de preguntas, las "angelitas" exigieron más anécdotas. "Mar del Plata, clásico de verano entre River-Boca. Diego concentrado en Torre de Manantiales, yo en el Hotel Sheraton. Yo en ese momento tenía 28 años, era muy joven, linda, fresca. Bajo a la pileta, entangada, con vestidito transparente, se abren las puertas del ascensor y veo a todo el plantel del equipo contrario en el lobby, porque que concentraba ahí. Me quería morir porque todos me conocían", relató con el desparpajo que la caracteriza.

Sin embargo, la peor parte vino después, cuando confesó que, aun sabiendo que era la mujer de Latorre, los jugadores de River no pararon de acosarla en toda la noche. "Me llamaban a la habitación diciendo todo lo que me iban a hacer. Me tocaban la puerta, me tiraban papelitos por debajo. A las tres de la mañana me broté y empecé a los gritos. Vino el utilero, el masajista y me pidieron perdón. Piensan que porque estás casada con un jugador sos 'gato'", denunció públicamente, después de casi veinte años.

Mientras las panelistas buscaban los nombres de los jugadores que conformaban el plantel de River por aquel entonces, la mediática finalizó la historia: "Al otro día, gol de Diego. Me autorizan a dormir con él, entonces vino a mi hotel. Todos los que la noche anterior me habían gritado barbaridades, re simpáticos con él, abrazándolo. ¡Tienen una impunidad los jugadores!".

En medio de tanta confesión, Yanina sorprendió a sus compañeras con una más, un amor platónico de su juventud: "Estuve enamorada de [Claudio Paul] Caniggia antes de conocerlo a Diego. Compraba el álbum de figuritas y lo llenaba. Él ya era jugador cuando yo iba a la secundaria. Diego tiene mi edad, debutó a los 17", lanzó, entre risas, mientras aseguró que jamás pasó nada con "El Pájaro".

En cuanto a la posibilidad de serle infiel a su marido, la rubia aclaró que le da fiaca tener amantes: "El futbolista es muy machista. Él te puede engañar, pero guarda que hagas algo vos. Creo que si le hubiera sido infiel me hubiera perdonado pero de una manera cruel, me lo hubiera hecho pagar", disparó.

Mientras la periodista Andrea Taboada intentaba comunicarse, sin éxito, con Latorre para que opine al respecto, su mujer remató: "Fui una sometida pero no la pasaba mal, no me daba cuenta. De hecho sigo haciendo todo. Diego no se sabe ni hacer el nudo de la corbata. Cuando va al Mundial le preparo todos los outfits, y le saco foto para que recuerde qué va con qué".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.