Tinelli, Granata y Alfano, entre tortazos y caídas