Top Five: las mejores y peores actuaciones en biopics

Michelle Williams en la piel de Marilyn
Michelle Williams en la piel de Marilyn Fuente: Archivo
Un repaso por los casos destacables y los sencillamente olvidables que han dado las películas biográficas
Milagros Amondaray
(0)
8 de noviembre de 2013  • 00:00

"Un témpano de hielo, una actuación totalmente distante". Así definió un crítico de la revista Paste a la reciente interpretación que brindó Naomi Watts en la fallida biopic Diana. Esa frase sintetiza el arma de doble filo que representan los films biográficos: o te dan un Oscar de manera casi instantánea (Philip Seymour Hoffman en Capote) o sos blanco de duros ataques, incluso siendo un actor respetado (como por ejemplo la mencionada Watts). No hay lugar para los grises. Por lo tanto, recordemos los altibajos de este subgénero que, cuando cae en manos de un visionario detrás de cámara, puede elevar a la figura homenajeada.

TRES BUENAS:

*1. Michelle Williams en Mi semana con Marilyn

Cuando se anunció que Michelle Williams iba a interpretar a Marilyn Monroe en el film de Curtis los prejuicios no tardaron en surgir. ¿Cómo? ¿Una de las princesas del indie personificando a una de las mujeres más sexys de la historia del cine? El primer error reside en presuponer que para reflejar la esencia de Marilyn sólo hay que abocarse a la sensualidad que irradiaba. Por el contrario, esta biopic (que sin dudas tiene muchos desniveles) acierta en dos aspectos fundamentales. Por un lado, acota el período temporal a la hora de observar a su figura central. Por el otro, la tiene a Williams alcanzando el perfecto registro para recordarnos dónde yace el verdadero atractivo de Marilyn: en su enorme vulnerabilidad. Su voz, sus manos sobre el rostro visiblemente atribulado y la manera en la que verbaliza ese "todos los hombres parecen el correcto al comienzo" son parte de una gran cantidad de detalles que Williams cuida a la perfección. Porque pocos momentos de tanta sensibilidad para Monroe como fines de los cincuenta, cuando buscaba demostrarle al mundo que, si quería, podía ser una actriz que brillara al lado de Sir Laurence Olivier. Las inseguridades de Marilyn, su encanto y su esencia de colibrí (tan bien descrita en la novela Blonde de Joyce Carol Oates) recayeron en los hombros de Williams y en su minuciosa interpretación.

*Michelle en una escena del film de Simon Curtis:

*2. Joaquin Phoenix en Johnny y June: pasión y locura

Joaquin Phoenix, inolvidable como Johnny Cash
Joaquin Phoenix, inolvidable como Johnny Cash Fuente: Archivo

Lo de Joaquin Phoenix es casi siempre descomunal. Puede oficiar de alivio cómico de una película de atmósfera densa como Señales, sobrepasar el impacto del protagonista de un film a partir de un rol secundario como villano en Gladiador, reflejar el romanticismo heredado de Luis Buñuel en Los amantes, e incluso tener la habilidad de crear de la nada a un personaje plagado de modismos tan particulares y traumáticos que es imposible quitarle la vista de encima (The Master). Phoenix parece capaz de hacerlo todo, posiblemente porque así es. En Johnny y June: pasión y locura (recordemos que el título original es el más apropiado Walk the Line), Phoenix se pone en la piel de Johnny Cash operando como la antítesis de lo que hace Jamie Foxx en Ray. Es decir, el actor entendió que para reflejar lo importante no era necesaria la mímesis, no era necesario imitarlo a Cash sino más bien absorber todas esas características que hicieron de él una persona (antes que músico) por demás fascinante. Es una obviedad a esta altura decir que, al tratarse de Phoenix, siempre vamos a encontrar una interpretación que está unos pasos por delante de cualquier otra (especialmente en una biopic), que retuerce los límites y que halla en esas actuaciones sobre el escenario y en esos abrazos con June (una radiante Reese Witherspoon, gran co-protagonista) una nueva forma de mostrar al hombre que luchaba contra fantasmas del pasado siempre componiendo (y cantando) sobre ellos.

*Joaquin interpreta "Folsom Prison Blues":

*3. Marion Cotillard en La vie en Rose

Marion Cotillard y el papel de su vida, como Edith Piaf
Marion Cotillard y el papel de su vida, como Edith Piaf Fuente: Archivo

A Marion Cotillard le tocó una tarea infrecuente y privilegiada: interpretar a una figura artística desde la adolescencia hasta su muerte. Si la actriz ganó el Oscar, si lo mejor de la biopic de Oliver Dahan es ella y nada más que ella (el film en su conjunto, a excepción del final, nunca se mete de lleno en la novedad sino que se apega a reglas de manual) es, precisamente, porque refleja todos los estadios de Edith Piaf con una naturalidad sorprendente. La propia Cotillard aseguró no haber querido el papel en un comienzo por temor a no poder interpretar con solidez todas las etapas de la venerada cantante. La apuesta riesgosa dio sus frutos desde que la vemos en pantalla corriendo por las calles de Paris, metiéndose en bares con ese espíritu libre que caracterizaba a "La Môme", pasando por la devastadora secuencia de la muerte de Marcel Cerdan hasta la escena final donde (respaldada por unos acertados flashbacks), Marion interpreta "Non, Je ne regrette rien" con esa combinación de intensidad y fragilidad que tenía Piaf, quien encontró en esa letra de Michel Vaucaire la mejor manera de comunicarse, de hablarle al mundo sobre ella misma, y sobre todo aquello que padeció en su tumultuosa vida.

*El emotivo final de La Vie en Rose:

DOS MALAS:

*1. Robert Pattinson en Little Ashes

¡No! ¡No! ¡No! Robert Pattinson como Salvador Dalí
¡No! ¡No! ¡No! Robert Pattinson como Salvador Dalí Fuente: Archivo

Si hay una historia fascinante para ser adaptada al cine, ésa es la que vivieron los artistas Salvador Dalí , Luis Buñuel y Federico García Lorca. No sólo estamos hablando del interés que generan sus obras autónomas sino de esa compleja camaradería que existía entre ellos, especialmente en esa etapa donde sus estilos, intereses y pulsiones, se encontraban en una instancia primigenia. Sin embargo, como ya he señalado, cuando una biopic cae en manos equivocadas, lo atractivo de la historia que se toma de base es muy probable que se pierda en las imágenes. Porque más allá de que Little Ashes es una película técnicamente pobre y deslucida, también es cierto que poco ayudaron las elecciones de casting que se llevaron a cabo. En cuanto a esto, la elección de Robert Pattinson como Salvador Dalí resulta tan inexplicable como irrisoria, sobre todo porque su personificación comete el error más imperdonable de este subgénero: no generar que nos perdamos en la actuación sino desconcentrarnos al mirarle los hilos, al notar el esfuerzo más que el resultado.

*Robert Pattinson como…Salvador Dalí (sí, eso pasó):

*2. Cate Blanchett en El aviador (2004, Martin Scorsese)

Cate Blanchett algo caricaturesca como Katharine Hepburn en El aviador
Cate Blanchett algo caricaturesca como Katharine Hepburn en El aviador Fuente: Archivo

Puede resultar imperdonable posicionar a Cate Blanchett en el espectro de "peores actuaciones", por lo cual aprovecho para hacer una salvedad. Blanchett es una actriz formidable, ya sea en un rol secundario magnético como el de Diario de una obsesión hasta en la flamante Blue Jasmine , donde enaltece la película de Woody Allen de modo avasallante. Sin embargo, su Katharine Hepburn de El aviador no tiene relación alguna con la Katharine Hepburn reina de las Screwball Comedies y una de las mejores intérpretes de todos los tiempos. Lo de Blanchett se asemeja más a una caricatura que a un reflejo fiel (y por "fiel" tampoco me refiero a que deba ser exactamente igual, como ya remarqué en el caso de Joaquin Phoenix) de la inspiradora y efervescente Hepburn. Curiosamente, el papel por el que debió haber sido premiada con el Oscar fue el de otra biopic (mucho más creativa, cortesía de Todd Haynes), la extraordinaria I’m Not There, donde Cate personificó al Bob Dylan /Jude Quinn de mediados de los sesenta con una fuerza que la hicieron destacarse por sobre un elenco sólido y ajustado, y que la terminaron de ubicar en el podio de las mejores intérpretes contemporáneas.

*Cate como Katharine Hepburn:

*La otra cara de la moneda: Cate como Bob Dylan:

Participación. ¿Cuáles les parecen las mejores y peores actuaciones en biopics?

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.