Transformer hot: Juan Pablo Geretto

Es Reina en Los vecinos en guerra, pero odia explicar por qué se viste de mujer; una nueva entrega de nuestro Especial Hot de noviembre
(0)
15 de noviembre de 2013  • 17:11

El concierto de criaturas de juan Pablo Geretto tiene a una apretada maestra como su sujeto mejor recortado. En Yo amo a mi maestra normal, reformula la crispación que Antonio Gasalla le dio a su empleada pública y renueva la crítica social construida sobre la deformidad de una caricatura: la educadora del Estado de bienestar, la que también es policía de los dogmas y del saber. También es la que puede conjugar, en los mismos 30 segundos, la comedia concert y la tragedia de una vida: en plena inauguración del nuevo patio techado, impiadosa, la maestra clava su mirada punitiva sobre algo o alguien que se mueve en algún lugar imaginario, enfurece el gesto y, después de un silencio profundo, con la voz hecha un latigazo, suelta: "Te vi".

La platea ríe. Unos minutos más tarde, la misma maestra nos dice que creyó que educar sería una revolución del amor, pero que, treinta años después, su enojo la constituye. La platea ríe menos, pero el personaje se ilumina.

A los actores de teatro que les va muy bien y llenan salas consecutivas, como las que Geretto viene de llenar en el Teatro del Círculo de Rosario, y ganan premios como los Estrella de Mar, y son nominados a los ACE, la tele se los lleva. Entonces, ahora Juan Pablo es Reina, uno de los personajes más refrescantes de Los vecinos en guerra, la tira de Underground que va por Telefe. Reina es Emilio, que tiene un pasado como hombre y un presente, un futuro como mujer. Y esta Reina de Geretto fue capaz de cantar "Mentira", el exigente clásico de Valeria Lynch, con voz propia, tomándose muy en serio el complejo arte del doblez y la parodia. "¿Vos también me vas a preguntar por qué siempre hago personajes de mujer? A Kate Winslet no le preguntan por qué hace sólo películas de época", se ataja. "Qué sé yo, el laburo sale como sale."

Desde los 8 años, Juan Pablo Geretto viene construyéndose un camino con los materiales de su imaginación, su talento, su propia escritura, pero especialmente con su comprensión irreverente del hecho artístico. "Por supuesto que hay una latencia de angustia en el fondo de cualquier actividad creativa, pero conviene olvidarla rápido y conectar con la responsabilidad de estar ahí, arriba del escenario", dice.

Diecisiete años en Gálvez, el resto de la vida en Rosario, siempre actuando: siendo mozo en los bares y actuando; peluquero frente a los espejos y actuando; imprentero sacador de fotocopias y actuando. Su arribo a la televisión fue en 2002, cuando el programa de Marcelo Tinelli se llamaba Videomatch. Guinzburg y Repetto también lo llevaron a sus pisos. Sus personajes travestidos todavía lo rescatan del acoso público. Habrá que ver hasta cuándo.

Por Alejandro Seselovsky

Mirá más del Especial Hot

Aparición hot: Oriana Sabatini | Videasta hot: Diane Martel | Bajista hot: Brenda Martin de Eruca Sativa | Miley Cyrus en la tapa de RS: fuerte y caliente | Popstar hot: Lorde

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.