Tristán Bauer, emocionado tras recibir el Goya