U2, una máquina de ganar mucho dinero

La banda ganaría 320 millones este año
(0)
1 de diciembre de 2001  

DUBLIN (Reuters).– Comenzaron tocando por moneditas en centros nocturnos de mala muerte de Dublín y se han convertido en una de las más poderosas máquinas de hacer dinero de la historia de la música pop.

Los expertos calculan que U2, grupo encabezado por el extravagante Bono, ha ganado más de 575 millones de dólares en el cuarto de siglo que ha pasado desde el lanzamiento de su primer álbum. El año 2001 será el de sus mayores ingresos hasta la fecha.

Su décimo álbum, “All that you can’t leave behind”, ha vendido cerca de diez millones de copias desde que saltó al primer lugar en 32 países, y la gira basada en “Elevation” ha batido récords de taquilla.

Los analistas vaticinan que cuando termine la gira, el mes próximo, las ventas mundiales de entradas rondarán los 160 millones de dólares. Más de la mitad de esa cifra fue recaudada en los Estados Unidos.

Los ingresos totales de U2 para el año podrían superar los 320 millones de dólares.

Un representante eficiente

Crucial para potenciar al conjunto ha sido el acertado manejo del dinero por parte de su representante, Paul McGuinness, quien ha compartido igualmente la riqueza del grupo mientras gana dinero con sus propios negocios. Entre estos últimos se destacan especialmente su participación en el canal irlandés TV3 y en el espectáculo de danza folklórica irlandesa “Riverdance”.

McGuinness, de 50 años, descubrió a U2 en un centro de artes comunitario detrás del Clarence Hotel, de Dublín, el que ahora es propiedad del grupo y ha sido transformado en un elegante centro de reunión de la capital irlandesa.

Conocido en la industria como un poderoso y hábil negociante, con tendencia a mantenerse distante –no respondió a numerosos pedidos de una entrevista por parte de Reuters–, McGuinness oculta la verdadera fortuna de sus principales clientes canalizando sus ganancias en diversas compañías.

No todo lo que toca se convierte en oro, sin embargo.

Entre sus fracasos se incluyen millones de dólares gastados en planes para introducir el juego de combate láser Quasar en Alemania antes de descubrir que las réplicas de armas estaban prohibidas allí.

Además, perdió grandes sumas de dinero en la ahora fenecida compañía disquera Mother Records.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.