Un momento fundante y transformador de la escena

Tito Lorefice
Tito Lorefice PARA LA NACION
(0)
27 de noviembre de 2017  

Uno de los hechos más ricos en mi historia profesional fue formar parte del Grupo de Titiriteros. Allí pude desarrollar los distintos roles que me tocó ocupar como titiritero, actor, director, autor y músico. Pero uno de los que más profundamente me marcaron fue el de maestro de titiriteros.

Fui docente asistente de las clases de Ariel Bufano en el Taller de Titiriteros del TGSM durante 1992, año en el que él falleció. A partir de entonces, a propuesta de Adelaida Mangani, me hice cargo de la cátedra de Ariel, donde pude investigar, crear, desarrollar métodos e intercambiar en equipo con otros maestros, como Roberto Docampo, Mauricio Kartun, Roberto Castro, Adelaida Mangani, Marta Sánchez, Cecilia Sosa y Gabriel Adamo, en los distintos campos de la formación integral del titiritero.

Tengo la certeza y el agradecimiento de haber formado parte de un momento fundante que, a su modo, transformó ese proyecto de formación artística en una obra de arte en sí misma. De hecho, el ámbito teatral titiritero de hoy en Buenos Aires está profundamente marcado por decenas de profesionales egresados de la Escuela de Titiriteros, que no sólo van renovando el elenco del San Martín, sino que cada vez van ganando más espacios teatrales con sus creaciones.

Hoy en día dirijo en la Universidad de San Martín la primera Licenciatura en Artes Escénicas de América latina dedicada al teatro de títeres y objetos y presido la Comisión de Formación Profesional de la Unión Internacional de la Marioneta (Unima). Nada de esto hubiera sido posible sin haber atravesado aquella rica experiencia de tantos años en la Escuela Taller de Titiriteros Ariel Bufano. Brindo con ellos por estos 40 primeros años.

Integrante del Grupo de Titiriteros entre 1987 y 2011. Director de la Licenciatura de Artes Escénicas de la Unsam.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.