Opinión. Una idea convertida en espacio