Una mágica travesía por el universo atemporal y eterno de Spinetta

La banda en pleno, con Baltazar Comotto interpretando la singularidad spinetteana
La banda en pleno, con Baltazar Comotto interpretando la singularidad spinetteana Crédito: Daniel Jayo
En la tercera edición del homenaje que se realizó para el día de su cumpleaños 69, un seleccionado de músicos interpretó frente a casi 3000 personas 25 temas curados por Javier Malosetti
Dolores Moreno
(0)
25 de enero de 2019  

Un puñado de músicos se juntan a celebrar el legado de Luis Alberto Spinetta. Se trata de un encuentro en el que cada uno les pone su impronta a los temas que el Flaco creó e inmortalizó a lo largo de su vida. Anteayer hubiera cumplido 69 años. Desde las escaleras de la Ciudad Cultural Konex, su hija Catarina y algunos de sus nietos observan. Arriba del escenario, músicos que tocaron con él durante años vuelven a hacer sonar sus instrumentos y recrean climas. Así se suceden "Bajan" -se lucen la batería de Gustavo Spinetta y la guitarra de Lito Epumer-, "Cementerio club", en el que el Mono Fontana, tecladista que acompañó al Flaco desde Spinetta Jade, despega con un exquisito solo.

Se trata de la tercera edición de El Marcapiel, el homenaje a una de las figuras más importantes del rock argentino. Para abrir la velada, la tecnología trae de vuelta la voz del Flaco, quien canta "Fuga", mientras el Mono y Claudio Cardone acompañan en teclados. Se ven proyecciones de sus inconfundibles facciones, algo en el aire hace sentir su presencia.

El ambiente es de ensoñación. Pasan uno a uno los temas, que fueron elegidos con la curaduría de Javier Malosetti. Hay canciones de todos los tiempos: se trata de una travesía por el universo de Luis. Desde sus inicios en Almendra, su costado más rockero en Pescado Rabioso, sus búsquedas y experimentaciones en el mundo del jazz en Invisible y Spinetta Jade hasta su vuelta al rock en Los Socios del Desierto; también, su trabajo solista. Todos sus momentos y quienes estuvieron cerca de él fueron contemplados a la hora de armar desde la lista de 25 temas la elección de los invitados. David Lebón, Rodolfo García (el Almendra dispara una de las grandes ovaciones del encuentro) Machi Rufino, Epumer, Fabiana Cantilo, Fontana, Baltasar Comotto, Claudio Cardone, Grace Cosceri, Guillermo Arrom, Dhani Ferrón y Gustavo Spinetta son parte de este seleccionado de amigos de Luis. También participan de este cumpleaños terrenal Lisandro Aristimuño, Fabiana Cantilo, Liliana Herrero y Ricardo Mollo.

La influencia de Spinetta trasciende la música. Su poesía se apodera de las casi 3000 personas que se acercaron al Konex en el Abasto a escuchar. La amenaza de lluvia quedó solo en la amenaza y a medida que pasan las canciones, cambian algunos de los personajes. Pasa Lisandro, los temas elegidos son "Fina ropa blanca" y "Casas marcadas". El fueguino se sumerge en la prosa spinetteana, casi por primera vez. Es el único que nunca compartió escenario con la leyenda.

Ricardo Mollo y David Lebón
Ricardo Mollo y David Lebón Crédito: Daniel Jayo

Siguen los amigos: Machi, bajista de Invisible, trae prosas de esa época. Suenan con un toque jazzero "Durazno sangrando" y "El anillo del capitán Beto", donde su voz se funde con la de los miles que se dejaron conmover por la sensibilidad de Spinetta. Al fondo, las letras rojas del Konex le dan una estética más urbana al patio. Malosetti aún tiene más sorpresas. Fabi Cantilo viene a revolucionar al público. Primero con "Cuando el arte ataque" y más tarde con una conmovedora "Quedándote o yéndote".

Fabi deja al público en estado de introspección y llega Liliana Herrero, quien está notablemente emocionada. "Estoy agradecida de que Luis haya sido, haya existido. Yo no sé si cantaré bien su música, porque él era único, especial. Él fundó una memoria musical y poética para este desgraciado país de estos momentos. Luis nos dejó una memoria exquisita, preciosa. Sin esa memoria es imposible sobrellevar estos momentos. Sin esa memoria es imposible pensar una patria", dice antes de poner su potente voz en "Bagualerita", el tema que Spinetta le cedió para que ella grabara. La entrerriana habla y se le corta la voz, está agradecida. El público la acompaña con cánticos políticos. Se enciende otra vez con "Bengala perdida".

Y la lista sigue: es el turno de David Lebón, quien hace una dulce versión de "Muchacha ojos de papel". Y el viento frío corre por las venas de quienes se dejan llevar por la poesía de Luis. Hay abrazos, hay algunos que dejan caer unas lágrimas. Se respira ambiente de reunión familiar, de encuentros, de fogón. En la escalera roja frente al escenario, está Nahuel Mutti, el marido de Catarina Spinetta, concentrado en lo que sucede. No es un día más. Y cuando Lebón termina de sensibilizar y de traer a Luis, que parece salir de las ilustraciones que adornan el escenario, llega Ricardo Mollo. La textura cambia, las guitarras modifican el ritmo de la velada: llega el segmento más rockero, donde es imposible no mover los pies.

Fabiana Cantilo bailando con Liliana Herrero
Fabiana Cantilo bailando con Liliana Herrero Crédito: Daniel Jayo

Con Colombres y Lebón como cómplices, suena "Despiértate nena". Es uno de esos momentos de El Marcapiel. Hay hipnosis, hay ovación. Sigue con "Figuración". Mollo se descalza la guitarra y juega a dejar de ser un hombre. El listado de canciones es tan largo: ya pasaron una veintena de temas, son cerca de las 10 de la noche, pero todavía hay más.

Como una superbanda, se juntan en el escenario casi todos los invitados y después de cantar "8 de octubre", el tema dedicado a las víctimas de la tragedia del colegio Ecos, llega "Todas las hojas son del viento". Y para moverse rápidamente de la nostalgia a la celebración, el cierre es con "Rutas argentinas". Arriba del escenario, Lebón, Herrero y Cantilo bailan, saltan, se abrazan y festejan otra vez que Luis "haya existido". Abajo, las tres generaciones que fueron influenciadas por el Flaco comienzan a descongestionar el patio.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.